Obligado a reaccionar tras su peor trance

Los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad celebran un gol en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Continúa en la zona media de tabla. Eso sí, lo hace en la segunda parte de la misma. Se sitúa así a idéntica diferencia del play off y del descenso. Son dos los puntos que a estas alturas le distancian de una parcela y otra de la clasificación. En su equidistancia mantiene la calma, sobre todo porque a largo plazo ya cuenta con un buen saldo a su favor. Pero por mucho que la situación todavía conceda un margen de maniobra, cada vez más pequeño, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad necesita retomar la senda de la victoria. Más que nada para evitar futuros apuros y un posible declive anímico. El objetivo es complicado pero el conjunto blanquiverde se ve obligado a reaccionar para olvidar el que es el peor trance desde su fundación tras encadenar cuatro derrotas.

La actual dinámica del cuadro califal es la más negativa de su historia, iniciada allá en la temporada 2013-14. Entonces surgía bajo el nombre de Minuto 90 y conseguía su ascenso a una Tercera en la que apenas duró una temporada, puesto que volvió a dar un salto de categoría. Los dos cursos los cerró el ahora conjunto blanquiverde con dos derrotas en 18 partidos y cinco en 26, respectivamente. Esos guarismos, sin embargo, difícilmente pueden utilizarse -a nivel global- en comparativa con la aventura presente del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. Su reto es mayúsculo hoy por hoy al formar parte de la mejor liga del mundo.

El caso es que desde su comienzo el club que preside José García Román nunca vivió una situación tan comprometida como la que conoce tras perder el pasado viernes en Peñíscola. Esta derrota supuso la cuarta consecutiva para el equipo de Maca, un dato estadístico nunca antes sufrido en el Córdoba Patrimonio de la Humanidad a lo largo de sus casi siete años de existencia. Porque la peor dinámica fue la que padeció en el arranque de la campaña 2017-18, que precisamente fue la del estreno de Vista Alegre en Segunda. La aparición en la categoría de plata del fútbol sala español se dio de manera desafortunada pues los califales abrieron con tres derrotas seguidas.

Se internó el equipo en Segunda, por tanto, con la peor racha de resultados desde su fundación. Ésta fue la más negativa hasta ahora, en que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad atraviesa su momento deportivo más complicado. Así es después de caer ante Movistar Inter (2-3) y ElPozo Murcia (3-5) en Vista Alegre y ante el Viña Albali Valdepeñas (4-1) y el Servigroup Peñíscola (5-0). Curiosamente el declive en lo que a marcadores se refiere no conllevó una realidad delicada en la clasificación. Porque con anterioridad los de Maca habían acumulado seis puntos ante Osasuna Magna (1-0) y Levante (2-3). Ese remanente es el que les mantiene fuera del descenso.

Pero el peligro de las dos últimas posiciones de la tabla en Primera acecha ya, como es lógico, al cuadro califal. Así la idea en Vista Alegre es aprovechar el encuentro ante el O Parrulo Ferrol, adelantado a su fecha original, para tomar cortar de raíz con sus problemas y tomar oxígeno. Sobre todo porque una semana después reciben al Barça. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad recibe a la escuadra gallega, teórico rival directo que sin embargo es quinto, el próximo domingo a las 16:00. Para conseguirlo, el equipo de Maca tiene que deshacerse de la mochila que carga en la actualidad para lograr un impulso clasificatorio y anímico.

Salir del túnel cuando se alarga es tarea difícil, si bien el conjunto blanquiverde sabe bien la fórmula para hacerlo. De vuelta a la temporada 2017-18, el entonces nombrado Itea Córdoba CF arrancó con derrotas ante Puertollano (2-5), Manzanares (4-3) y Pescados Rubén Burela -este curso también en Primera- (1-8). Pasó a ser farolillo rojo y perdía en cierto modo la esperanza. Una jornada después, ya en la cuarta, los cordobeses se impusieron por 1-5 en Mengíbar e igualó con la permanencia. Fue el principio de un notoria reacción, tan impetuosa que incluso permitió superar al Real Betis al siguiente encuentro (4-2). Los de Maca, en su primera campaña como técnico, encadenaron una tercera victoria ante Noia Portus Apostoli (4-6) y alcanzaron los cuatro duelos sin conocer la derrota con un empate ante Valdepeñas -Viña Albali hoy por hoy en la élite- (3-3). De esta forma sumó diez puntos y estableció una diferencia de seis respecto del descenso, que miraba desde la undécima plaza. El precedente es muestra clara de que este equipo tiene capacidad suficiente para recobrar fuerzas.

Etiquetas
stats