El Numancia, un rival que nunca lo vio claro en Córdoba

Kiko Olivas pugna con un jugador del Numancia la pasada campaña. FOTO: MADERO CUBERO
El conjunto blanquiverde le tiene tomada la medida al equipo soriano, que sólo venció en una de sus ocho comparecencias en el coliseo ribereño, donde perdió en cinco ocasiones

Pocas veces El Arcángel se presenta como un fortín casi inexpugnable para un rival que lo intenta asaltar. No son muchas las ocasiones en que la balanza se desequilibra con tanta claridad hacia el lado del Córdoba. El adversario de este sábado es uno de esos a los que visitar el coliseo ribereño no les debe gustar en demasía. No en vano, el Numancia sólo ganó en una de sus ocho comparecencias a orillas del Guadalquivir. De esta forma, el conjunto soriano se presenta como un enemigo simpático, siempre bien esperado, aunque también difícil de batir. De hecho, el cuadro rojillo nunca perdió por más de un gol de diferencia ante los blanquiverdes, con los que se cruzaron por primera vez hace algo más de diez años. Se trata, por tanto, de una historia común de reciente origen, que data de la temporada 2001-02. Entonces se impuso el Córdoba con un gol de Whelliton en la séptima jornada del campeonato.

Ese resultado de un tanto a cero es el que más veces se ha dado, precisamente, en los choques entre Córdoba y Numancia, que sin embargo no pudieron escapar de la igualdad en las dos campañas que continuaron al primero de los encuentros entre los dos conjuntos. En los cursos 02-03 y 03-04 los duelos finalizaron con empate en el marcador por 1-1 y 0-0 respectivamente. Fueron temporadas en las que la escuadra blanquiverde anduvo perdido en una categoría que salvó en el último momento. Los sorianos, por su parte, lograron el ascenso a Primera en 2004 y no regresaron a tierras califales hasta la temporada 2007/08, la misma en que el conjunto cordobesista volvió a Segunda A tras un breve paseo por Segunda B. En el reencuentro el Córdoba logró recuperar la senda del triunfo y lo hizo metido en problemas y con el rival cerca de celebrar otro salto a la elite.

Dirigido por José González, el Córdoba debía ganar para mantenerse con vida en una campaña que concluyó con el penalti marrado por Abraham Paz en Alicante y una permanencia sellada in extremis. No las tenía todas consigo el conjunto blanquiverde, que aun así fue capaz de superar a un Numancia más pendiente de festejar que de su rival. El resultado aquel 25 de mayo de 2008 fue de 3-2. El Numancia ascendió y hubo que esperar un curso para volver a verlo por El Arcángel. Fue en la primera temporada con Lucas Alcaraz en el banquillo andaluz cuando los sorianos regresaron al coliseo ribereño para claudicar por tercera vez en cinco visitas. Con goles de Asen y Rueda, el cuadro califal consiguió superar a los rojillos y sellar con bastante antelación su continuidad en Segunda. Corría la jornada 32 del campeonato y el 2-1 con que venció el Córdoba sirvió para que ocupara entonces la novena plaza con 45 puntos.

La siguiente temporada fue la misma en que el Numancia cosechó su primera y única victoria en El Arcángel. Del Pino se erigió como protagonista en aquel encuentro al marcar dos tantos que alejaban al Córdoba de los puestos de play off con que intentó soñar en un curso muy movido por la compra-venta del club. Con la entidad ya en manos de Carlos González, el conjunto blanquiverde recuperó su dominio en estos duelos y superó en las dos últimas campañas a la escuadra rojilla con ese 1-0 de los orígenes de los enfrentamientos entre ambos conjuntos. Un gol de Charles otorgó el triunfo a los blanquiverdes en la campaña 11-12, que además fue el primero en Liga y supuso el inicio de una racha que estuvo a punto de llevar al equipo de Paco Jémez a posiciones de ascenso directo. Una temporada después, la pasada, el resultado se repitió y el goleador fue López Garai. Este sábado, el Córdoba intentará mantener su superioridad ante el Numancia.

Etiquetas
stats