Mejor no pudo ser

Lance de un partido del CV Carmen, intratable en su pabellón esta temporada | ÁLEX GALLEGOS

No hubo más victorias cordobesas en Primera Nacional porque era imposible, ya que se disputó un derbi en féminas. Por lo demás, todo bien. Fantástico, el algunos casos. El 2018 arrancó en la competición con una ración multitudinaria y compartida de alegría para los representantes provinciales tanto en categoría masculina como femenina.

Al Colegio Virgen del Carmen no hay quien le tosa en su pabellón. Su trayectoria en casa es impecable. El mayor examen a su fortaleza lo representó la visita del líder, el Armilla, que llegaba con la etiqueta de invicto. Los de Edu Pérez se la arrancaron después de un encuentro vibrante, que terminó con victoria de los colegiales por 63-60. Los carmelitas siguen siendo el mejor provincial en categoría masculina, que deparó una jornada más que interesante para el otro dúo cordobés. Ambos estaban necesitados y lograron pegar un buen bocado a sus adversarios. El Ópticas Antolí Peñarroya visitó al Círculo Mercantil y volvió de Sevilla con un 62-74 a su favor. Los de Jorge Lorenzo tuvieron en el estadounidense Wattnemo (24) a su mejor argumento ofensivo. También resolvió de modo favorable el CB Ciudad de Córdoba su desplazamiento a Sevilla, donde doblegó al histórico Náutico por 84-89. El conjunto de Quique Garrido, que tuvo un comienzo difícil, ha ido cogiéndole el aire a la categoría y pretende escalar posiciones.

En féminas hubo duelo de rivalidad provincial entre el BF La Carlota y el CV Carmen, los dos equipos que se estrenaron esta temporada en la categoría de Primera Femenina. El triunfo cayó del lado de las carloteñas por 79-73, tras un electrizante choque. Las de José Santaella supieron administrar sus rentas y estuvieron más certeras en los instantes clave frente a las de Pepe López, en un partido que requirió una prórroga para resolverse.

Uno de los focos de la jornada estuvo en Cádiz, donde el Deza Maristas retornó a la competición tras un largo paréntesis para medir sus fuerzas con el siempre peligroso CB Gades. Les costó a las chicas de Miguel Ángel Luque, pero finalmente se llevaron los puntos tras vencer por un apretado marcador de 56-59. Ese tanteo les permite seguir en lo más alto de la clasificación con un balance que contempla una sola derrota, la cosechada ante el líder Unicaja. La jornada cordobesa la completó el Adeba, que se mostró superior en su partido ante el Náutico Sevilla (70-58) en el pabellón de Las Margaritas.

Etiquetas
stats