Máxima potencia en la cresta de la ola

.

El cambio de cara es total para el Córdoba CF. Las nuevas incorporaciones han revitalizado a un equipo que marchaba dolido y de capa caída por la competición. El objetivo siempre ha sido ambicioso, aunque las sensaciones durante gran parte de la primera vuelta iban en contraposición a esos propósitos. Impagos, incertidumbre económica y escasez de efectivos han sido algunos de los obstáculos que han impedido al club -por momentos- avanzar en la dirección fijada. No obstante, ahora, la situación ha tornado por completo y la estabilidad institucional ha sembrado un sendero deportivo que ahora sí sueña con las cotas más altas. Los resultados así lo confirman. El cuadro blanquiverde se lo cree y lo demuestra. Ha encontrado su sistema y aplica sus herramientas del mejor modo que sabe, lo que, de momento, está dando sus frutos.

En efecto, los pupilos de Raúl Agné han puesto la directa hacia la zona más alta de la clasificación del Grupo IV de Segunda B. Máxima potencia en el momento preciso, ya que el inicio de la segunda vuelta ha confirmado esa revolución estadística. De este modo, los cordobeses han sumado un total de trece puntos en los seis encuentros disputados hasta la fecha en el segundo tramo del campeonato, un botín que supone algo más de un partido de diferencia con respecto a lo cosechado en el arranque liguero, cuando el Córdoba pudo únicamente hacerse con 9 de 18 puntos posibles.

La revolución es notoria, dentro de un arranque de año espectacular para los cordobeses, que poco a poco han ido quemando etapas hasta volver a situarse en zona de play off, esa que abandonaron precisamente a medio camino de aquel primer parcial del torneo, es decir, cinco meses después, ya que fue en la jornada 24 cuando accedió otra vez a una plaza de promoción, en la que no estaba desde la tercera semana de liga. Y todo ello es fruto de la dinámica reciente. El Córdoba ha subido una marcha más, dentro de una racha ascendente que no solo se ha visto reflejada en puntos. Los de Agné, en los seis primeros encuentros de la segunda ronda, han anotado ocho goles y encajado cuatro; un botín favorable que decrece hasta los siete tantos favor y seis en contra, si atendemos a esos mismos duelos en la primera vuelta.

Un ritmo que solo ha sido capaz de superar el Marbella, actual líder del grupo. Así, en lo que respecta a los principales rivales directos de los blanquiverdes, el cuadro marbellí se ha hecho con catorce puntos (en el arranque liguero sumó diez) en esos mencionados enfrentamientos, mientras que el rendimiento del resto ha sido inferior al del Córdoba: Cartagena ha sumado ocho (trece en el inicio); Yeclano, siete (ocho en la primera vuelta); San Fernando, diez (dieciséis en la primera vuelta); y Badajoz, cinco (once en el primer tramo).

Etiquetas
stats