Las manos finales de la partida de Berges

Rafael Berges, director deportivo del Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Berges va a tope. La última semana se agosto se avista frenética en las categorías profesionales y el Córdoba no escapa a ese frenesí. Ese jueves abrió la puerta de salida a Alberto Quiles, que sigue viviendo en blanquiverde con las cesiones como ejercicio básico. Le enviaron al Recreativo de Huelva, en lo que será un nuevo punto de partida para un delantero que no contó para Sandoval. Tampoco entran en sus planes Esteve Monterde ni Víctor Mena, a los que se busca destino. El director deportivo está en ello. Seguramente, en Indonesia no podría imaginarse lo que le deparaba el destino. Nunca había ejercido este cargo, pero en apenas unas semanas está haciendo un master en resolución de situaciones de conflicto no planteadas previamente.

En el capítulo de llegadas se cuenta con Carlos Abad, cuya operación de cesión desde el Tenerife se formalizó y oficializó este jueves. El guardameta tinerfeño llegará hoy a Córdoba con una promesa y un mensaje: el porvenir inmediato de Pawel Kieszek está lejos de El Arcángel. No es cualquier cosa. Uno de los mejores porteros de la categoría, con una trayectoria contrastada y el aval de haber sido uno de los artífices de le permanencia del curso pasado, se queda fuera para que llegue un jugador joven y de proyección, que pasará por el Córdoba como banco de pruebas para marcharse después si todo le va bien. Así están las cosas en la entidad blanquiverde, que trata de apañar una plantilla competente que le permita agarrar cuanto antes los cincuenta puntos de rigor.

Con Igor Stefanovic, Carlos Abad y Marcos Lavin, el papel de Kieszek parece claro: saldrá del club. Y al no estar inscrito, lo hará sin dejar un euro por traspaso al Córdoba. Como Edu Ramos, otro de los grandes activos de la entidad. Su contrato no ha sido admitido y está fuera de combate con el campeonato empezado. Durante los últimos días se ha venido especulando con la posibilidad de que el mediocentro malagueño pudiera quedarse en el Córdoba, sin poder jugar, esperando a que en el mes de enero se abriera la ventaja de fichajes y pudiera ser inscrito sin tener la seguridad y sin saber qué puede haber pasado deportivamente por entonces en el Córdoba.

Esa desgarradora muestra de compromiso se desvanece ante el acoso de varios pretendientes y uno entre todos: el Cádiz. “Lo de José Mari sigue siendo una incógnita. Queríamos tener recambio y entonces se ha pensado un jugador que también pueda actuar de central y ser centrocampista. Edu Ramos es el perfil de jugador que buscaba”, dijo el técnico amarillo, Álvaro Cervera, en la sala de prensa cuando le preguntaron sobre el interés -algunas fuentes apuntan a un preacuerdo- con el futbolista del Córdoba.

Berges sigue con el teléfono echando humo, mientras Jesús León trata de abrir vías de ingreso -tiene a punto un patrocinador principal- y el nuevo director deportivo, Alfredo García Amado, mueve hilos en Madrid para relanzar a un Córdoba agobiado por los obstáculos. Y Sandoval, mientras, a lo suyo. Este viernes llevará a cabo el último entrenamiento antes del partido del sábado, otra vez en El Arcángel, ante el inquietante Oviedo de Anquela.

El madrileño espera que llegue el día 31 para saber, finalmente, con qué material cuenta para el desafío de la permanencia. A día de hoy, el Córdoba dispone de 17 jugadores inscritos en el primer equipo: Stefanovic, Carlos Abad, Fernández, Álex Quintanilla, Jesús Valentín, Loureiro, Aythami, Luis Muñoz, Javi Lara, Alfaro, Álex Vallejo, Quim Araujo, Bambock, Javi Galán, Jaime Romero, Jovanovic y Piovaccari. Con ficha del filial están Álvaro Aguado, Sebas Moyano, Andresito y Mimi Quezada. En total, 21. Berges busca aún un par de jugadores de ataque.

Etiquetas
stats