Maca, del parqué al banquillo: una mirada en 20 años

.

Cuando en junio del pasado año, el técnico Miguel Ángel Martínez asumía el cargo del banquillo del Itea Córdoba CF Futsal (por entonces Itea Automatismos CD) lo hacía con la responsabilidad de seguir con la progresión de un equipo que entonces militaba en Segunda División B, y que llegaba después de protagonizar la mejor temporada de su corta historia, al haberse clasificado para la Copa del Rey y tras quedarse a las puertas de la promoción. El preparador cordobés tomaba el testigo de Antonio García, para asumir el liderazgo del equipo más representativo del fútbol sala provincial en categoría masculina, y con un horizonte de crecimiento por delante. La llamada para dar el siguiente paso. ¿Un ascenso? Nadie lo señalaba como un objetivo ineludible, pero sí como un estimulante desafío por el que luchar.

Ocho meses después es el encargado de guiar a la expedición blanquiverde en la aventura más ambiciosa de su historia. El Itea CCF ha devuelto a la ciudad al panorama del fútbol sala profesional, y se está convirtiendo en el equipo revelación del curso en Segunda División. Buena parte de la culpa de la gran temporada que está cuajando la entidad califal en la categoría de plata la tiene, sin lugar a dudas, Maca. El entrenador ha transmitido un carácter de entrega total a una plantilla compuesta casi en su totalidad por talentos provinciales. Un tipo que, tras dejar su sello en clubes como Andújar o Bujalance, aterrizó en Vista Alegre desde el CD Villafranca FS (Tercera División).

En este tiempo ha sabido inculcar no solo su experiencia en los banquillos, pues también sabe lo que es triunfar desde el parqué, ya que fue jugador en equipos de solera como Apademar y Adecor. Precisamente con los primeros vivió una campaña de liderazgo en la División de Plata (Segunda División). En el curso 1997-98, hace justo ahora 20 años, Maca formaba parte del conjunto provincial más representativo, al igual que ahora, tal y como recuerda la revista El Remate. No obstante, el equipo disputaba sus partidos en el pabellón de la barriada de Fátima, y no en Vista Alegre.

Además del ahora técnico blanquiverde, aquella plantilla estaba compuesta por Pino, Miguel Ángel, Ángel, José Hernández, Fermín, Alfonso Gemes, Raulito, Vázquez, Mantero, Butri y Miguel. Asimismo, según recoge el mencionado portal, en aquella primera campaña, Macario fue el jugador con más minutos y el máximo goleador del equipo. Una mirada a lo largo de 20 años. Dos décadas y un técnico de conexión dando alegrías al fútbol sala provincial desde el ámbito profesional.

Etiquetas
stats