Una lección perfecta de fútbol práctico para volver a creer

Los jugadores del Córdoba celebran el gol de la victoria FOTO: LFP
Un gol de Uli Dávila otorga al Córdoba su tercer triunfo consecutivo ante el Barcelona B, al que desactivó perfectamente a lo largo de todo el encuentro

Al fútbol se puede jugar de muchas maneras. Una puede gustar más que otra, pero es la victoria que lo siempre debe prevalecer. Y quizá el estilo del Córdoba no sea el más atractivo, si bien resulta ser el idóneo para volver a creer en la disputa del play off. De hecho, el conjunto blanquiverde duerme en plaza de promoción de ascenso después de unos cuantos meses gracias a un nuevo manotazo a las estadísticas. El equipo de Ferrer es séptimo tras completar un encuentro perfecto y ganar por vez primera en el Mini Estadi merced a un solitario gol de Uli Dávila. Los califales demostraron saber lo que deben hacer en cada momento y se llevaron un justo premio al sacrificio y la paciencia. Apenas pasaron apuros ante un Barcelona B que vio rota su mejor dinámica de la temporada. El filial blaugrana perdió tras nueve jornadas sin conocer la derrota. En definitiva, se comprobó en una ocasión más que en esta Segunda A cualquier cosa puede suceder.

Tres cambios realizó Albert Ferrer en el once respecto del presentado en el duelo con el Mirandés. En la zaga, Iago Bouzón ocupó el lugar del lesionado Bernardo, mientras que Uli Dávila regresó a la media punta por un López Silva que recuperó su sitio en la banda izquierda. Por su parte, Arturo entró por Xisco para ser el nueve. El choque comenzó con velocidad y con algún acercamiento del Barcelona B al área visitante. Sin embargo, los de Eusebio Sacristán no consiguieron intimidar en ningún momento a una defensa, la blanquiverde, que se mostró infranqueable en casi todo momento. Así, el contador de ocasiones se abrió del lado del Córdoba, que no pudo celebrar el tanto que marcó a los nueve de juego. En un saque de esquina, Iago Bouzón contactó con el esférico que llegó a Arturo para que éste rematara a placer. Pero el asistente instó al colegiado a invalidar la acción por fuera de juego. Ese aviso pareció despertar al conjunto azulgrana, que tres después buscó el gol en una jugada de estrategia, otra vez a partir de un córner. Sandro recogió el cuero y no se pensó el disparo, que acabó por encima del larguero de la meta defendida por Juan Carlos.

Ya en ese instante eran los locales los que tenían el dominio total del balón. Llegaron a contar en el primer acto con una posesión de un 75 por 100. Pero de nada servía el dato, puesto que el Córdoba supo mantener el tipo atrás con dos líneas muy juntas y una presión que desactivó al Barcelona B en ataque. La fórmula que había buscado Ferrer funcionaba a la perfección y tenía su continuidad en rápidas contras. Pero tan velozmente quisieron llegar los blanquiverdes al área blaugrana que pecaron de imprecisión en los pases. Aun así, sumó más disparos que su rival. En el 17, antes de que el partido cayera bajo control del equipo de Eusebio Sacristán, Abel Gómez lo intentó con un tiro lejano que se marchó desviado. Hasta el 35 hubo que esperar para que se pudiera contar un acercamiento medianamente peligroso del cuadro catalán, que nuevamente acabó en nada. Un remate acrobático de Dongou se marchó fuera. Quedaban diez para el descanso y lo mejor estaba por llegar.

En el 37, Abel Gómez volvió a probar fortuna desde lejos. El balón se perdió por línea de fondo. Pero sin duda fueron las dos acciones en que participó Uli Dávila, a la postre protagonista por lograr el tanto del triunfo califal, ya en los instantes finales del primer acto. Primero la tuvo tras una buena jugada de López Silva, que le sirvió al interior del área local. El mejicano remató de forma tímida y Masip no tuvo problemas para detener. Apenas unos segundos después cabeceó un centro de Gunino después de ganarle la partida a los centrales del Barcelona B. El cuero se marchó desviado. Las sensaciones eran buenas cuando se tomaba el camino de los vestuarios. El guión se repitió en la segunda parte. El conjunto catalán se hizo de nuevo poseedor del cuero, pero no lograba romper la telaraña que tan bien había tejido atrás el Córdoba. Fue Pedro el que avisó al inicio de la reanudación, con un zapatazo que obligó a intervenir a Masip para evitar el tanto. Siete después, Abel Gómez se topó con la madera. Un lanzamiento de falta perfecto del sevillano terminó en el palo de la portería local. Las blanquiverdes no sólo eran mejores, sino que hasta el 64 eran las únicas ocasiones del partido. En ese minuto respondieron los de Eusebio, con una acción que terminó con un disparo de Edu Bedia que también murió en el poste. Después lo intentó el recién entrado Munir, que tras recibir un buen pase de Dani Nieto se encontró con Juan Carlos.

Bien pudiera parecer que el Barcelona B había despertado. No fue así. Encima, en el 72 el conjunto califal hizo barraca. Lo consiguió por mediación de Uli Dávila, que completó una jugada fantástica en la que él solo se lo guisó y se lo comió. Caído en banda, escapó de la presión de Edgar Ié para internarse en el área local, donde se sacó otro buen movimiento para regatear a Sergi Gómez. Una vez superado el central se preparó el balón y lo mandó donde no podía llegar Masip. Disparo al palo largo y gol. El encuentro se ponía donde quería el Córdoba, que después supo aguantar el resultado y mantuvo desactivado a un rival que se veía sorprendido, con justicia. Los califales, de hecho, tuvieron incluso alguna oportunidad de incrementar su ventaja. Como la que tuvo en el 83. Tras una rápida contra, Pedro no pudo rematar y perdió el balón, que llegó a Uli Dávila, que también lo intentó. Finalmente, el esférico lo recogió el alicantino para sacar una vaselina que detuvo sin apuros Masip. De ahí al final, los de Ferrer supieron cerrar el choque a base de solidez en defensa e inteligencia con el balón.

FICHA TÉCNICA

FC BARCELONA B, 0: Masip, Patric, Sergi Gómez, Edgar Ié, Grimaldo (Adama, 78´), Edu Bedia, Samper, Espinosa, Dongou (Munir, 68´), Sandro (Dani Nieto, 58´) y Denis Suárez.

CÓRDOBA CF, 1: Juan Carlos, Gunino, Iago Bouzón, Raúl Bravo, Pinillos, Pedro, Luso, Abel Gómez, López Silva (Dani Espejo, 83´), Uli Dávila (Campabadal, 86´) y Arturo (Xisco, 72´).

GOL: 0-1 (72´) Uli Dávila.

ÁRBITRO: Valdés Aller (Comité Castellano-Leonés). Mostró tarjeta amarilla al local Sandro.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la trigésimo séptima jornada de Segunda A, disputado en el Mini Estadi de Barcelona ante 3.785 espectadores, con presencia de aficionados del Córdoba. Antes del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del ex entrenador del Barcelona Tito Vilanova.

Etiquetas
stats