Cuando lo justo no lo parece por los errores propios

Fran Cruz lamenta una ocasión FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba dejó escapar ante el Sporting dos puntos en el último minuto, algo que ya sucedió en Murcia y que se soluciona “con concentración” según Strahman

Como si del día de la marmota se tratara, al Córdoba se le volvieron a escapar ante el Sporting dos puntos en el último. Se marchó nuevamente una gran ocasión de sumar un triunfo cuando éste parecía ya estar atado. Sucedió en Murcia y se repitió en el duelo con el conjunto rojiblanco. El resultado en la tabla es de cuatro puntos que se dejan de añadir al casillero de los blanquiverdes, que ayer se encontraban fastidiados por la forma en que voló también la oportunidad de igualar con el segundo clasificado, que al paso de la duodécima jornada de Liga es el Lugo. Quizá el que peor trago pasó fue López Silva, pues de una decisión suya partió el gol del empate final asturiano, que se produjo, todo hay que decirlo, de una manera desafortunada de principio a fin.

El onubense se mostró dolido por algo que quizá se pudo evitar, pero que tampoco pudo esperar terminara como lo hizo. “Con el 2-1 ya con el tiempo prácticamente cumplido, esa mala decisión mía nos ha llevado a perder dos puntos”, afirmaba tras el encuentro. Para el onubense lo más doloroso es que “tiras todos el trabajo no sólo de hoy sino de toda la semana”, si bien prefirió mirar adelante y aseguró que “no queda otra que levantar la cabeza y pensar ya en el siguiente partido, a ver si somos capaces de sacar los tres puntos en Alcorcón”. Sí es cierto que confesó que el vestuario del conjunto califal se hallaba “jodido, porque duele perder esos partidos”, sobre todo porque “también veníamos ya de Murcia, con una jugada más o menos en el último minuto y son puntitos que se nos están escapando”.

El hábil interior izquierda del Córdoba, que minutos antes aportó con una gran jugada el segundo tanto blanquiverde, explicó la jugada por la cual llegó el equilibrio definitivo al marcador de El Arcángel e indicó que la dejó pasar porque “pensaba que no había nadie”. “Pensaba que no estaba el jugador del Sporting detrás de mí y la dejo sacar y perdemos un poco de tiempo, pero al final no ha servido de nada, sino para todo lo contrario”, señaló. Pero no todas las conclusiones podían ser negativas tras la mala fortuna de una jugada que dejó helado al templo ribereño. Y en ese sentido, Strahman dio en la clave para que no se vuelva a repetir. Ese tipo de situaciones se solucionan “con concentración, eso en el fútbol no es nuevo”. Quizá esa concentración en los minutos finales es lo que falta al equipo de Villa en los últimos encuentros.

“El 80 por 100 de los goles se hacen dentro de los primeros y últimos cinco minutos de cada tiempo, entonces es lo que hay que manejar; con la concentración, no hay otra forma, hay que entrenarlo y nada más”, argumentó el delantero. A pesar del amargo sabor que dejó el empate, Strahman entendió que “el resultado es justo, ellos tuvieron situaciones y nosotros también”, si bien admitió que “la forma es lo que molesta, porque hemos perdido contando el partido anterior cuatro puntos en el minuto 90, y es lo que tenemos que mejorar”.

Sea como fuere, las conclusiones positivas también vinieron aportadas por la competitividad del equipo a pesar del padecimiento continuo que existe con las bajas. En este sentido, López Silva comentó que dentro del vestuario “la gente sabe que todo el mundo es importante, la gente incluso que no está entrando en convocatoria sabe que llegará su momento en la temporada, que tienen que estar ahí porque son gente importante, lo demostró Luso”, de forma que “el equipo compite juegue quien juegue y eso es lo importante”. Para rematar con esa idea, Strahman arguyó que “vamos a seguir peleando hasta el final, es un equipo (el Córdoba) que tiene mucho corazón y creo que eso a la larga nos va a servir mucho”.

Etiquetas
stats