Insurrección en Vista Alegre: el CBM, ante una cita decisiva

Lance del encuentro entre Cajasur Córdoba y Guadalajara | MADERO CUBERO

La situación es delicada. Tanto que la cita del próximo sábado es decisiva de cara al más inmediato futuro. Más que trascendente es el encuentro que encara, por tanto, el Cajasur Córdoba de Balonmano (CBM). El triunfo en este caso no sólo es obligado sino vital, dado que por éste pasan las opciones de permanencia en División de Honor Plata para el conjunto granate, al que sólo le sirve otro resultado si es idéntico al que obtiene el Nava. El cuadro segoviano es el equipo a alcanzar en las dos jornadas que restan de campeonato y además es el último rival de la escuadra de Jesús Escribano en la temporada. Los cordobeses afrontan de esta forma el final de la campaña con la firme intención de dar el todo por el todo, después de hacerlo en sus dos anteriores partidos, para que la posición de descenso a Nacional que ocupan actualmente tenga el nombre de su adversario a la conclusión del ejercicio. Pero antes deben superar a un complicado Torrelavega para mantener vivas sus esperanzas hasta el último duelo liguero. Un motivo por el cual el club realiza un sencillo llamamiento a llenar las gradas de Vista Alegre: el choque va a ser de acceso gratuito.

El triunfo es, sin lugar a dudas, deber ineludible para el Cajasur CBM en esta ocasión, con la temporada en su ocaso. El cuadro granate se encuentra antepenúltimo, un lugar que conlleva la caída a Primera Nacional. La distancia con la permanencia es de dos puntos, cifra que como mínimo debe seguir igual en la última jornada, en la que se mide al equipo que limita la salvación: el Nava. De ahí que el choque del sábado (19:00, como el resto de la jornada excepto el Barcelona-Covadonga) resulte de tanta importancia. Los de Jesús Escribano tienen la obligación de vencer para mantener abierta la puerta de la pugna definitiva en tierras segovianas. Siempre tiene que, al menos, repetir el resultado de su último adversario para mantener la diferencia actual en la tabla. Lo cierto es que el conjunto castellano leonés visita al Gijón, ya descendido, y su victoria es más que probable, por lo que la suma de los dos puntos en juego en Vista Alegre es más que un objetivo una obligación. Ésa es la mentalidad con la que encaran los cordobeses su partido con el Torrelavega, un adversario que tiene virtualmente sellada su participación en la fase de ascenso a Asobal pero que no va a querer dejar nada a la suerte para la última fecha del campeonato.

Tiene el encuentro del sábado todos los ingredientes para resultar de gran atractivo. El Torrelavega es quinto y aventaja en cuatro puntos -los que hay en juego- al séptimo, un Alarcos al que recibirá en la jornada de cierre de la campaña en División de Honor Plata. Es decir, su presencia en la pugna por el ascenso a la máxima categoría es una realidad a falta de rúbrica. Por cierto, se mide a los ciudadrealeños en la última fecha de la temporada. Sea como fuere, los cántabros pretenden asegurar cuanto antes su participación en el play off, circunstancia que va a hacer aún más complicada la tarea del Cajasur CBM. Sin embargo, el conjunto granate no reduce lo más mínimo su buen estado de ánimo de cara al choque. Confía en su capacidad y en lograr el difícil reto de continuar en la segunda competición nacional. Mucho más después de encadenar dos victorias en lo que es un tramo final de campeonato convertido en contrarreloj.

Por otro lado, lo que requiere el cuadro que dirige Jesús Escribano es el mayor apoyo posible desde la grada. La intención del club en ese sentido es conseguir que Vista Alegre sea una auténtica caldera a favor de los suyos el próximo sábado, motivo por el que optó por abrir las puertas al libre acceso. Dicho de otro modo, la entrada para el decisivo duelo con el Torrelavega, en el que el Cajasur CBM se juega la vida, va a ser gratuita. Es una llamada a los amantes del balonmano y aficionados del deporte en general de la ciudad a acudir al Palacio Municipal para dar todo el aliento necesario a un equipo aferrado a un sueño y que bien merece evitar el dramático desenlace del descenso.

Etiquetas
stats