¡Hombre, Manolo! ¿Otra vez tú por aquí?

El cordobés Manuel Sánchez, junto a Urko Vera en su presentación.
El cordobés Manuel Sánchez, jugador de Osasuna, visitará por segunda ocasión esta temporada El Arcángel | En la primera vuelta jugó en su tierra con los colores de la SD Huesca

El último partido que disputó completo fue precisamente en El Arcángel. El 15 de noviembre del año pasado, Manuel Sánchez López (Córdoba, 1988) saltó al césped con la camiseta de la Sociedad Deportiva Huesca, su enésimo destino en una trayectoria profesional modesta. Los aragoneses terminaron llevándose un jugoso y postrero empate (1-1) y el pivote cordobés vio una tarjeta que le suponía cumplir el ciclo. No jugó, obviamente, el siguiente partido. Y en los posteriores no consiguió hacerse con un puesto fijo.

En el mercado invernal le abrieron la puerta en Huesca y terminó recalando en el Club Atlético Osasuna, un histórico. "Voy a estar con compañeros que van a estar en Primera División en el futuro. Sé los riesgos y las ventajas y sólo puedo ganar", afirmó en su presentación oficial con los rojillos, un acto protocolario que compartió con otro refuerzo navarro: el punta Urko Vera. Para el cordobés, que ha pasado por las categorías inferiores blanquiverdes, el Écija Balompié, Polideportivo Ejido, La Hoya Lorca o Guijuelo, entre otras escalas, la llegada a El Sadar significa una oportunidad. La gran oportunidad.

Este sábado volverá a Córdoba Manolín, o Manolo Sánchez, o Manuel S., como está serigrafiado ahora en su camiseta junto al número 16. El destino ha querido que este esforzado mediocentro o defensa central zurdo dispute -si finalmente su técnico actual, Enrique Martín, lo ve oportuno- dos partidos oficiales en El Arcángel, que fue su hogar cuando militó en las filas del juvenil y del filial en Tercera División. Nunca llegó a dar el salto a la primera plantilla. Su retorno a casa será, desde luego, un acontecimiento de alto voltaje sentimental. Ya lo notó en noviembre, cuando su equipo capturó un punto inesperado.

Aporta lo que le piden cuando le llaman. Puede parecer simple, pero en esta categoría se valora mucho a los especialistas que hacen su trabajo sin perderse en arabescos ni en demostraciones para la galería buscando un contrato mejor o, como mínimo, una aparición en los medios nacionales que eleve el caché. Manolo Sánchez tiene otro modo de verlo. Con 27 años cumplidos y media temporada firmada en Osasuna, se juega su porvenir de aquí a junio. Con la camiseta navarra solo ha jugado un partido desde que llegó. Fue ante el Leganés (derrota por 2-0), el 14 de febrero, y le expulsaron por doble amarilla en el minuto 47. El camino no le resultará fácil, pero no parece que vaya a rendirse sin luchar.

Etiquetas
stats