El Grupo X de Tercera escapa del ERTE

Duelo entre el Córdoba B y el Ciudad de Lucena en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

El fútbol modesto no es ni mucho menos homogéneo en todas sus categorías. La Segunda División B no tiene nada que ver con la Tercera y esto se demuestra en la cantidad de ERTEs que han pedido los equipos de una y otra categoría. De hecho en el Grupo IV de Segunda B hasta catorce equipos se han acogido al expediente, mientras que en el Grupo X de Tercera División solo dos entidades han optado por la medida para sus plantillas. Cabe recalcar que estos clubes son Sevilla C y Córdoba B, filiales de escuadras consideradas profesionales. Éste es el matiz principal. En esta categoría, las fichas que reinan entre los jugadores son las de amateurs, por lo que al realizar este expediente no tendría el efecto deseado en cuanto al posible déficit económico que ha generado el Covid-19 desde su aparición.

Solamente los filiales cordobesista y sevillista se han acogido a esta medida, aunque existe otra opción para que una entidad deportiva evite un posible ERTE. El Real Betis regateó a este expediente bajando el sueldo a la plantilla deportiva, así logró que todos sus trabajadores salvaguardasen su trabajo hasta que la competición vuelva a reanudarse. Sin embargo, esto es una capacidad que solo los clubes con un número elevado de profesionales pueden realizar. En Tercera División muy pocas entidades se lo pueden permitir, aunque ello no signifique que haya conjuntos que se estén pensando muy seriamente la posibilidad de hacerlo.

El Xerez Deportivo es un ejemplo de ello. El conjunto jerecista está bajarando si acogerse o no al ERTE ya que su plantilla contiene hasta cuatro fichas con licencia profesional: Adri Rodríguez, Fran Ávila, Mika y Antonio Sánchez. Al ser la entidad con más licencias de este estilo, solo por debajo de los filiales, hace que pueda ser rentable optar por un expediente regulador. Las consecuencias de la llegada del Covid-19 a nuestro país son varias, pero si entre cada división es un mundo, imagínense a estos niveles. La búsqueda de una solución ante este problema, con la suspensión de la competición de fondo, debe ser lo más equitativa posible para que todos los clubes salgan de alguna manera u otra beneficiados.

Etiquetas
stats