En el aire la continuidad de Ariel Montenegro en el Córdoba Femenino

Ariel Montenegro, antes de un partido del Córdoba Femenino.

La reacción está en curso. Aunque nada hay seguro por ahora. Cierto es, sin embargo, que en apariencia el desenlace va a ser un relevo en el banquillo de cara a la siguiente etapa competitiva en Reto Iberdrola. En cualquier caso, está en el aire la continuidad de Ariel Montenegro al frente del Córdoba Femenino. Por el momento, el club analiza la situación del equipo y, por ende, del técnico después de la imposibilidad de acceder a la fase de ascenso a la máxima categoría. Dicha meta es el primer objetivo marcado por la entidad a principios de temporada, con la aspiración además de hacerlo de tal forma que la escuadra blanquiverde pudiera pugnar por el salto de división. Tras cerrar el Grupo Sur A con cuatro jornadas sin vencer y fuera de la zona noble, la entidad no descarta la opción de destituir al preparador argentino.

En realidad, lo que suceda, si es que ocurre finalmente, va a ser más bien resultado de una duda mucho más amplia en el tiempo. No en vano, desde semanas atrás existe una pérdida de confianza en la labor del entrenador del principal cuadro femenino. El motivo no es otro que la irregularidad en los marcadores, lo que ya a comienzos de la temporada generara un primer runrún sin repercusión por fortuna a nivel público. Pero la quinta posición en el Grupo Sur A de Reto Iberdrola, esto es en la primera fase del campeonato, parece activar un plan de choque, por decirlo de alguna forma, dentro de El Arcángel. De hecho, este jueves el perfil @canalblanquiverde ha informado a través de Twitter que “Ariel Montenegro no continuaría en el banquillo del Córdoba Femenino en la segunda fase por la permanencia de la Reto Iberdrola”.

Así es, con el uso del condicional incluido, tal y como ha confirmado CORDÓPOLIS sólo unos minutos después. Si bien no hay hechos todavía y ni siquiera una idea firme al respecto, el Córdoba sopesa el cese del entrenador de su conjunto femenino por la razón antes indicada. Es decir, el cuadro califal ha completado una discreta primera fase de Reto Iberdrola debido, básicamente, a su falta de regularidad en los resultados obtenidos. Sin ir más lejos, como ha quedado escrito con anterioridad, el equipo ha concluido esta etapa competitiva con cuatro partidos sin conocer el triunfo. Por si fuera poco, es amargo el sabor de boca en los dos últimos al ceder de manera clara ante el Málaga (1-3) y el Granadilla Tenerife B (4-1). Más si cabe en el último, pues el empate habría servido a las blanquiverdes para estar en el tramo por el ascenso.

Cabe recordar, que la participación en la lucha por escalar a la máxima categoría es en primera instancia una garantía de seguir en la actual -esto es Reto Iberdrola-. Sin embargo, el Córdoba Femenino ha de pelear a partir del 21 de marzo por continuar en la segunda división nacional. Lo va a hacer, eso sí, con ligera ventaja al situarse en la primera posición de la nueva tabla -compuesta por cuatro equipos del Grupo Sur A y cinco del Grupo Sur B-. Acerca de Ariel Montenegro, su futuro es una incógnita tras hacerse cargo de la plantilla, en cuya confección apenas interviniera, tras la marcha de Manu Agudo.

Etiquetas
Publicado el
4 de marzo de 2021 - 10:33 h
stats