La selección de Cris García muestra un gran nivel ante Portugal

Expedición de la selección española con Cris García -primera empezando por la izquierda en la fila de arriba-

El trabajo y el esfuerzo, como diría cualquier hincha, no se negocia y Cristina García ha vuelto a demostrar que es una de las grandes referentes del fútbol sala femenino a nivel nacional. Todo deportista sueña siempre con llamada de la selección y defender su escudo es un orgullo para todo aquel que tiene la oportunidad. Por ello, casi en su totalidad se emociona por vestir la camiseta del combinado de su país porque sabe lo que representa portar esa elástica. De hecho, esta sensación la ha vuelto a tener una arquera cordobesa que ha participado en otra expedición de la selección española de fútbol sala y, esta vez, el plantel nacional se midió doblemente ante Portugal, consiguiendo una victoria y una derrota en los dos partidos disputados en territorio luso.

Durante el primer choque, las visitantes apretaron la salida del balón desde el arranque y esa entrega dio sus frutos, con un robo, combinación y disparo desde la distancia de María Sanz. Una de las debutantes, junto a Patri, no pudo estrenarse de mejor manera, ya que su lanzamiento colocado no acertó a detenerlo Marta Costa. Esta tendencia positiva fue en aumento y Patri no quiso ser menos que su compañera, sumándose también al marcador. A pesar de que la lusa Sara recortó distancias, María Sanz volvió a reivindicarse y puso aún más distancia en el luminoso. Gracias a esto, la intensidad de la selección española marcó el devenir del partido y finalmente Luci y Laura Córdoba dejaron sentenciado el choque, dejando tan solo que el cuadro portugués pudiese maquillar el resultado merced al buen tanto de Carla Vanessa.

Por otro lado, el segundo partido fue bastante distinto. La selección de Portugal conocía la gran intensidad que mostraba el cuadro español a lo largo del principio del choque y propuso una defensa diferente, siendo efectiva para desactivar al conjunto dirigido por Claudia Pons. De hecho, esta tendencia iba en aumento y Ana Pires aprovechó un error defensivo de las visitantes para hacer el primer y único tanto de la contienda. A partir de aquí, el combinado nacional dio un paso hacia adelante, logrando asediar la portería local en numerosas ocasiones, aunque, finalmente y a pesar de todos los acercamientos, el marcador no se movió y España sufrió una derrota, pero deja una buena imagen en territorio portugués.

Etiquetas
stats