Ferrer contra Berizzo, un duelo de técnicos de estreno

Ferrer, emocionado junto a Sánchez Jara, su segundo, en El Arcángel | MADERO CUBERO
Los entrenadores del Córdoba y el Celta debutan esta temporada en banquillos de Primera | Forman parte de un quinteto que recibe su bautismo profesional en la Liga

El Córdoba-Celta (sábado, 19:00) aparece como un partido de recuerdos y estrenos, de aires nostálgicos y olor a novedad. Para Albert Ferrer (Barcelona, 1970) y Eduardo Berizzo (Córdoba, Argentina, 1969), la cita representa el segundo capítulo de su carrera como entrenadores de Primera División. Ambos debutan esta temporada en la máxima división, formando parte de un quinteto de noveles que completan Gaizka Garitano (Éibar), Nuno Espíritu Santo (Valencia) y Sergio González (Espanyol). Su duelo este sábado será el primero que se produce entre dos recién llegados. El estímulo es máximo.

Ferrer vivió su bautismo en la Liga BBVA en el majestuoso escenario del campeón de Europa. En el Santiago Bernabéu, el Córdoba ofreció una imagen más que digna ante un Real Madrid que terminó llevándose los puntos con goles de Benzema y Cristiano Ronaldo (2-0). “Me voy contento por la imagen y la personalidad de mi equipo”, dijo el catalán tras un choque en el que los cordobesistas ofrecieron un fútbol serio y sin complejos. Faltó puntuar, pero nadie se quedó por ello. El debut en Madrid se consideró de forma mayoritaria en el cordobesismo como un peaje semifestivo, más valioso en lo emocional que en lo estadístico.

Para Berizzo, la primera jornada liguera resultó más feliz y completa. En Balaídos, el Celta despachó con solvencia la visita del Getafe (3-1), con tantos firmados por Nolito, Orellana y Larrivey. El argentino, que fue jugador del Celta entre 2001 y 2005, retornó a un escenario en el que pretende cimentar una carrera en España. Ya estuvo en el Estudiantes de La Plata (Argentina) y en el O´Higgins (Chile), además de formar parte del cuadro de colaboradores de Marcelo Bielsa en la selección chilena en el trienio 2007-10. Con el ´Loco´comparte ideario futbolístico, marcado por el buen trato a la pelota y el sacrificio en la presión. Le toca hacer olvidar a Luis Enrique, ahora al frente del FC Barcelona tras una sobresaliente etapa con la formación celeste.

Ante Ferrer está la oportunidad de empezar a mostrar el auténtico aspecto de un Córdoba que lleva su firma de autor. Con catorce incorporaciones y muchos futbolistas de exquisita técnica y capacidad de desborde, el técnico barcelonés aspira a dotar a los blanquiverdes de un estilo inspirado en su escuela, la del 'Dream Team' de Johan Cruyff, un equipo en el que militó -igual que Luis Enrique- en su etapa como jugador. El desafío es alcanzar los puntos necesarios para la permanencia por la vía de un fútbol atractivo. El camino ha empezado y en El Arcángel se vivirá el primer episodio casero, el retorno de la Primera División después de cuatro décadas de ausencia. Se prevé un ambiente volcánico.

Etiquetas
stats