Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Domingo, 3/03/2024

Una explicación necesaria para el mal inicio de temporada

Un jugador del filial se lamenta tras una derrota FOTO: MADERO CUBERO

Rafael Ávalos

0

El Córdoba B no logra sumar su primer triunfo en Segunda B, una situación complicada que puede estar determinada por varios factores condicionantes

Algo no funciona en el Córdoba B, que suma sólo un punto de 21 posibles tras el paso por la séptima jornada del Grupo IV de Segunda B. Seis derrotas y un empate es el pobre bagaje del filial blanquiverde en lo que va de temporada. El estreno de bronce pierde de esta forma todo su brillo, su sabor especial para dar pie a la ansiedad por un triunfo que no llega ni cuando se merece. La complicada situación que atraviesa el segundo equipo califal provoca que incluso ya se comience a hablar de la posibilidad de que Pepe Puche abandone su banquillo. El técnico de Yecla, ratificado hace tres semanas, parece se encuentra en la cuerda floja. También han tenido reprimenda los jugadores, que hace tres semanas recibieron una dura crítica por parte de Carlos González. La imagen ha mejorado en las últimas jornadas tras las palabras que dedicó el presidente. Así están las cosas en un conjunto que no encuentra el camino, que no termina de entrar en juego en su nueva categoría.

Con lo expuesto, cabe preguntarse qué le sucede al filial para que viva en una odisea para alcanzar la victoria. Pueden ser diversas las causas del mal inicio de campaña, la primera quizá salta a la vista con facilidad. Ésta no es otra que la planificación tardía con motivo de su confirmación como equipo de bronce apenas 19 días antes de que comenzara el campeonato. El 6 de agosto se anunció desde la entidad blanquiverde que el conjunto dirigido por Pepe Puche militaría finalmente en Segunda B, de forma que tocaba retocar una plantilla que se conformaba hasta entonces para encarar otro curso en Tercera. No cabe duda que esta circunstancia es un condicionante para la adaptación del Córdoba B a su nueva división, aunque quizá nadie esperaba que ésta pudiera tardar tanto en producirse.

Por otro lado, aparece el problema que se ha encontrado Pepe Puche con las bajas. El preparador del filial ha tenido que contar con el inconveniente de las lesiones, que le han llegado a dejar con entre tres y cuatro efectivos menos. Las ausencias de Mendi, Miguelito, Sebas y Zafra, éste último todavía en proceso de recuperación, fueron un condicionante importante para completar convocatoria y, por ende, para confeccionar el once más competitivo posible. Por si fuera poco, son varios los futbolistas que han pasado a participar con el primer equipo debido también a las lesiones existentes en el plantel de Pablo Villa. Bernardo, hombre que debía jugar a priori un papel destacado en el segundo conjunto blanquiverde, no ha tenido oportunidad de acompañar a sus compañeros. Por su parte, Rafa Gálvez se ha convertido en un jugador al que recurre habitualmente el entrenador del Córdoba y que, por tanto, se ha perdido ya varios encuentros del Grupo IV. Incluso Dani Espejo ha dejado de estar con el filial en el duelo con el Granada B.

El terreno de juego en que actúa como local el Córdoba B puede ser otra causa más para que el equipo no termine de hallar el camino correcto. No en vano, el conjunto blanquiverde trabaja en las instalaciones de El Carpio mientras sus partidos los ha disputado en El Arcángel, de dimensiones mucho mayores y con un ambiente algo más frío en la grada. De hecho, el filial se traslada a la localidad del Alto Guadalquivir a partir del encuentro de este domingo para buscar un punto a su favor y con esa idea de que necesita un campo más reducido y con más posibilidad de calor de la afición como uno de los argumentos básicos para que se produzca ese cambio de sede. A ésta y a las otras circunstancias citadas se une el infortunio con que se ha encontrado el equipo en las primeras siete jornadas, sobre todo en determinados encuentros. Sin ir más lejos el último choque ante el Sevilla Atlético se escapó en el descuento y tras haber dominado el marcador durante buena parte del partido.

Quizá nada de lo dicho deba ser utilizado como excusa para el bajo rendimiento hasta el momento de un Córdoba B que cierra la clasificación del Grupo IV de Segunda B. La situación es difícil y, como suele suceder en el fútbol cuando esto ocurre, el técnico empieza a estar cuestionado. ¿Qué le espera a Pepe Puche? Por el momento ya han surgido las primeras especulaciones sobre la posibilidad de que sea destituido, pese a que Carlos González ratificó su puesto y valoró su trabajo hace tres semanas. Si esta decisión no se produce a lo largo de la semana, algo que sólo puede conocer el presidente de la entidad blanquiverde, quizá el preparador de Yecla encare el duelo del domingo con el Cartagena como una última oportunidad para seguir al frente del filial.

Etiquetas
stats