España, una pasión inexcusable

Toni Cruz, con su último libro | MADERO CUBERO

De Sabino -el de “a mí el pelotón, que los arrollo”- en Amberes 1920 a Iker Casillas levantando la Copa del Mundo en Johannesburgo. El 12-1 a Malta en el Benito Villamarín, las tribulaciones amorosas y futboleras en el Mundial de Alemania, el tikitaka y la furia. Cabezas vendadas y perfumes caros. Expectativas frustradas y éxitos casuales. España. La selección nacional y su tormentosa existencia, reflejo de un país que quiere más a los clubes que al equipo que forman -siempre con controversia en las convocatorias- quienes, dicen, representan el orgullo patrio. De la selección, ahora conocida por motivos comerciales -y algunos más- como La Roja, habla el libro España como excusa. Su autor, Toni Cruz (Córdoba, 1978) lo presentó este lunes en La República de las Letras, donde compartió charla con sus incondicionales antes de abordar todos juntos la impagable experiencia de ver un partido de Mundial: España-Marruecos. Sin excusas.

“Este libro no contiene reivindicaciones patrióticas ni convalida rancias lecciones de formación del espíritu nacional”, advierte el libro en su solapa. Las hazañas -y algunas pifias- de la selección española se mezclan con las peripecias vitales de Toni Cruz, que afronta el asunto tanto desde su perspectiva de periodista deportivo como desde la de perplejo espectador de la trayectoria de la selección, con sus etapas de victimismo y sus periodos de gloria absoluta. “Lo cuento como lo he vivido”, apunta Cruz, quien espera “diversión y empatía” en sus lectores ante un libro que lleva la clásica impronta -algo así como un romanticismo sórdido- de un autor que ve historias de vida en la devoción imparable del fútbol.

Etiquetas
stats