Edu Frías: “Me siento titular porque el míster está confiando en mí”

Partido Córdoba - UCAM Murcia en El Arcángel | MADERO CUBERO

Vestirse de corto. Trabajar en las mejores condiciones posibles es indispensable para cualquier persona de occidente. De hecho, las aspiraciones de cada ciudadano pasan por mejorar su labor conforme el tiempo va transcurriendo con el objetivo de no quedarse encasillado. Trasladándolo al ámbito deportivo, y más concretamente dentro del balompié, el futbolista debe sentirse contento tanto fuera como dentro del campo para dar lo mejor de sí, y si esto no ocurre, el potencial de éste y del club irán disminuyendo con el paso de las jornadas. Por ello, la labor de un entrenador es esencial en un vestuario y Juan Sabas lo está logrando a la perfección en la portería. Después de un año donde no ha podido disfrutar bajo palos, Edu Frías se vuelve a sentir jugador profesional y el técnico madrileño le ha trasladado su confianza para ser el portero titular que guíe al Córdoba en el transcurso de esta temporada. El joven guardameta se siente a gusto con la ciudad e ilusionado con la campaña que está por llegar. "Me siento titular porque el míster está confiando en mí", explicó el ex del Espanyol en una entrevista concedida a los compañeros de PTV Córdoba dentro del programa Zona Deporte.

De hecho, el cambio en el arco blanquiverde fue inesperado, ya que Isaac Becerra estaba asentado como portero titular, pero Juan Sabas sorprendió en su primer once inicial para enfrentarse al Lorca Deportiva. "El míster está confiando en mí y me está poniendo, pero realmente soy el mismo chico que el año pasado" ya que "estoy entrenando igual y no ha habido un gran cambio con respecto a esta temporada. Isaac es un gran compañero y la única diferencia es que el entrenador está confiando en mi y espero que siga así", explica un catalán que se muestra agradecido por esta oportunidad porque es un premio a "todo el trabajo que he realizado no solo este año en pretemporada", pues "desde el primer día que llegué aquí considero que he trabajado bien. Estoy feliz después de volver a sentirme futbolista dentro del campo". Por otro lado, Edu Frías salvó a los califas en la primera jornada ante el conjunto lorquino con una gran estirada en los instantes finales del encuentro. "La situación se dio así y gracias a la parada pudimos conseguir los tres puntos. El bloque defensivo es bueno y tenemos que seguir trabajando en base a eso porque apenas nos han tirado", apunta.

El inicio del Córdoba en esta nueva participación en Segunda División B ha sido mejor de lo esperado. Los blanquiverdes siguen invictos, pero quieren mucho más. "Puntuar en los primeros cuatro partidos es muy bueno y sobre todo con las pocas ocasiones que nos están generando. El trabajo se está haciendo bien. A partir de ahí, tenemos que trabajar para arreglar los fallos que cometemos con el fin de intentar el máximo de victorias posibles", admite. Sin embargo, el tanto encajado ante el Recreativo Granada en la última jornada acaecida empaña el gran trabajo que han estado haciendo los califas. "No se hacen las cosas mal y creemos que es más acierto del rival que fallo nuestro. Se podría haber evitado, pero con las pocas ocasiones que nos generan es más virtud del Recreativo Granada", afirma el guardameta.

Mientras tanto, la nueva realidad originada por la pandemia ha hecho que toda la sociedad deba cambiar su estilo de vida, incluido el mundo del fútbol hasta tal punto de que la plantilla blanquiverde no sabía si su encuentro ante el Recreativo Granada se iba a disputar. "La temporada está siendo un poco atípica por el tema del Covid-19", pero "durante la semana estábamos con la duda de si se iba a jugar o no, aunque entrenábamos al máximo. En este partido tuvimos que cambiarnos en el hotel y no en el vestuario para prevenir", sin embargo "hay que acostumbrarse a esto" ya que "el equipo que mejor se adapte a esto va a conseguir más puntos", apunta un futbolista que está seguro de que ningún jugador tenía riesgo de infectarse. "Si jugamos el partido es porque había suficientes garantías para que ningún futbolista se contagiase" debido a que "lo importante aquí es la salud de todos. Entiendo que estas cosas se escapan un poco de mi comprensión", porque "para eso están los profesionales sanitarios", asevera.

Aunque el guardameta debe lidiar contra otros frentes no deportivos. Uno de ellos es la afición. La hinchada blanquiverde es de las más contrastadas a nivel nacional y una de las más fieles del entorno deportivo, pero la exigencia es máxima debido a la división donde se encuentra inmerso el Córdoba. "Lo entendemos porque es un club que no merece estar en la categoría que está y el proyecto que se está haciendo es para estar en Segunda División. Sabemos que la Segunda B es una división muy difícil y que no se gana por el escudo como ya vimos el domingo. Solamente quiero que la afición sepa que nos vamos a dejar todo en el campo y que está bien que nos exijan, pero que también nos entienda", explica un arquero que se sorprendió una vez que llegó a la capital califa ya que "dentro se vive diferente porque plasmas la magnitud que tiene tanto el club como la ciudad. Me ha sorprendido gratamente".

Otro de los problemas no deportivos que ha tenido que luchar el joven catalán surgió meses después de llegar a la entidad cordobesa. La detención del ex presidente Jesús León y la entrada de la Guardia Civil a El Arcángel, los culpables. "Estas cosas te marcan de por vida", ya que "son cosas que te hacen madurar y crecer como persona. Sí que es verdad que el vestuario está muy bien ahora con el tema del nuevo presidente y toda la gestión que se hace actualmente. Se agradece después de toda la temporada pasada", apunta un arquero que califica como "impactante" la aparición de la Guardia Civil en un día normal, aunque finalmente fue comprensible ya que "cada día nos decían una cosa diferente y fue muy duro. Estuvimos con dudas para saber si íbamos a seguir jugando o no. Al final se solucionó todo este tema".

Etiquetas
stats