Entre el dolor y el coraje

Jona, en una acción del partido en Lorca | LOF

La situación es compleja. Más que eso, la gravedad del asunto es alarmante. A día de hoy, el Córdoba mira la tabla desde la penúltima plaza y con una nueva derrota en su casillero. Esta vez la sufre ante un rival directísimo marcado por sus propias carencias. El Lorca es el verdugo que pocos quizá pudieran prever. Lejos de cambiarla, el cuadro califal profundiza en su negativa dinámica. De ahí que el equipo viva instalado en el dolor. “La verdad es que es otra derrota. Es una situación bastante fea para nosotros y para nuestra gente”, indicó Jona tras el duelo en el Francisco Artés Carrasco. Tiene razón, el panorama es abiertamente desagradable. Casi desolador.

Ante la problemática, el único camino es el de la reacción. El delantero lo dejaba claro después del choque en tierras murcianas. El tiempo para hablar ya terminó, ahora toca actuar. “Tenemos que espabilar, ya no valen las palabras”, aseveró con rotundidad el hispano hondureño. El atacante, que no se acerca, ni por asomo, a lo que en principio se esperara de él, reflejó en sus declaraciones un orgullo herido. Pero mucho más la decepción con el equipo. “Tenemos que hacer autocrítica, llevo diciéndolo varias semanas. Tenemos que dar mucho más, ofrecer mucho más, mostrar más carácter, querer más”, expresó Jona. “Estamos en el Córdoba y tenemos que estar a la altura del club que defendemos, y hasta hoy la mayoría de partidos no hemos estado a la altura”, añadió en este sentido.

El punto admitió que el Córdoba apenas existió en la primera parte sobre el césped del Artés Carrasco. También recordó aquello de la mala fortuna por la ocasión que pudo suponer el 0-1 y que sin embargo sólo fue preámbulo del 1-0 final. Pero sobre todo insistió en que la situación debe sufrir un giro radical cuanto antes. “Tenemos que hacer autocrítica y cambiar esto, pero ya”, sentenció. Es un mensaje de coraje, de deseo de sacar fuerzas de flaqueza y elevar el ánimo para revertir las circunstancias actuales. Una línea discursiva por la que optó, al igual que él, Pinillos. “Tenemos mucho margen de mejora, y mucho tiempo, que esto es muy largo. Estamos a sólo tres puntos y seguro que vamos a salir de ahí, no hay que bajar los brazos”, afirmó el lateral izquierdo.

Menos dolorido que Jona pareció, por cierto, el riojano. Sin embargo, asumió que las prestaciones del Córdoba en Lorca fueron escasas. “Creo que hemos salido un poco menos metidos en el partido, que hemos salido apagados y nos ha costado entrar”, apuntó antes de, por el contrario, valorar lo hecho tras el descanso. “El segundo tiempo ha sido más nuestro, hemos hecho un par de jugadas buenas y tampoco creo que ellos hayan tenido una ocasión clara hasta el gol”, agregó. Con todo, nada basta ya dado el estado del equipo. Lo único que queda es mirar hacia delante y reaccionar. “Tenemos que intentar seguir trabajando, cambiar el chip y pensar en el partido del viernes contra Osasuna, en casa, con nuestra afición. Creo que si trabajamos bien, vamos a sacar un resultado positivo”, expuso Pinillos.

Etiquetas
stats