Del disfrute a la necesidad en Plata

.

La necesidad aprieta para los dos conjuntos cordobeses en la División de Honor Plata de balonmano. No están saliendo los planes todo lo bien que deberían para el Cajasur Córdoba de Balonmano -recién ascendido- y para el ARS Palma del Río -que atraviesa su momento más delicado de los últimos años- en la segunda división nacional. La máxima urgencia para ambos pasa por lograr la salvación, misión en la que andan metidos y para la que deberán dar un salto cualitativo y, sobre todo, cuantitativo de cara a la fase de competición que se avecina en el inicio del 2020. La pausa navideña debe servir para recobrar fuerzas y optimismo en busca de un propósito que será mucho más complicado para el cuadro provincial.

De este modo, el que más avanzado tiene el camino hacia la salvación es sin lugar a dudas el cuadro granate, que ha cerrado el 2019 -faltan dos jornadas para completar la primera vuelta- en la decimotercera posición con 11 puntos, tras acumular un balance de 5 triunfos, 1 empate y 7 derrotas. Una estadística que podría decirse que está por debajo del nivel mostrado por parte de los de Jesús Escribano, que no han contado del todo con la fortuna de cara en el arranque de competición. De hecho, de los 13 partidos disputados, hasta un total de cuatro se han resuelto por un punto de diferencia, y tan sólo en una ocasión ha caído a favor de los cordobeses. En los momentos decisivos surgen los nervios en el bando granate, lo cual le ha costado ya un buen botín de puntos.

Pese a todo, el CBM se ha mostrado como un equipo equilibrado tanto en ataque como en defensa. Es de los más destacados de la competición en la retaguardia, donde destaca un provincial Ramón Fuentes, aunque es en la parcela ofensiva donde deberán dar un paso adelante los cajistas. Son 25.23 la media de dianas por encuentro que acumula el equipo califa, que tiene en el juego colectivo su principal peso en ataque. De hecho, ninguno de sus integrantes figura entre los 20 máximos artilleros, y el primero es Jorge Nazario (vigesimoprimero) con 52 goles. Por mejorar ahí pasarán buena parte de las opciones de permanencia, para un club que se ha marcado alcanzar dicho objetivo de la manera más tranquila posible.

Por su parte, el que no lo tendrá nada fácil es el ARS Palma del Río. El cuadro palmeño cierra la clasificación con 2 puntos, tras haber logrado tan sólo 1 victoria y haber caído hasta en 12 ocasiones. Además, ese triunfo llegó hace dos jornadas, por lo que la racha negativa de inicio ha sido muy notoria. Sus problemas han llegado en ambos costados, ya que con 381 goles en contra y 291 a favor, es el equipo que más encaja y el que menos convierte. En su caso, Raúl Morales con 56 goles -decimocuarta mejor marca- centra la mayor parte del peso ofensivo de los de Víctor Montesinos, que apelarán a un cambio de cara radical para tratar de darle la vuelta a un inicio de curso nefasto.

Etiquetas
stats