El director general del Lucena, Javier Martí, condenado a prisión

Javier Martí Asensio antes de entrar a los juzgados de Palma. | ULTIMAHORA
El actual dirigente celeste recibe una pena de dos años de cárcel por un delito societario de administración desleal en la compra en 2009 del Mallorca, al que debe devolver 603.769 euros

Dos años de prisión y la devolución de 603.769 euros al Mallorca es la condena con que cuenta desde este lunes el director general del Lucena, Javier Martí Asensio. El actual rector de la entidad celeste es considerado autor de un delito societario de administración desleal por usar fondos del club balear para pagar las acciones con que lo compró a su predecesor en el mismo, Mateo Alemany. Así se recoge, tal y como publica este martes el diario digital Lucenahoy.com, la sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma. El dirigente aracelitano se enfrentaba a una privación de libertad de tres años. Ésa era la demanda inicial de la acusación pública, que se vio rebajada después de que el juicio terminara con el acuerdo de la Fiscalía, la acusación particular y la defensa, así como con un segundo escrito del Ministerio Fiscal al que se adhirieron las dos últimas partes.

El actual rector del Lucena, ejerció como dueño del Real Mallorca apenas cuatro meses, entre agosto y noviembre de 2009. Según expone el fallo, el 7 de agosto de ese año, Martí Asensio adquirió el 93,24 por 100 de las acciones del club bermellón a Mateo Alemany. Lo hizo como apoderado de la sociedad Safín Gestores y por un total de 4.270.000 euros. El acuerdo implicaba el pago de la citada cifra mediante 12 pagarés, de los cuales el primero vencía el 15 de septiembre de 2009 y el último en 2011. Tras su nombramiento como consejero delegado de la entidad balear, el director general celeste se aprovechó de sus facultades “con ánimo de injusto enriquecimiento y en detrimento del resto de acciones del club”, según la Fiscalía. Unos días antes de que terminara el plazo del primer pagaré, transfirió 500.000 euros desde el club mallorquín a Safín Gestores para, a su vez, remitirlos desde la sociedad a Mateo Alemany. Un mes después no cumplió con su obligación.

Además, en el tiempo en que desempeñó su cargo en el Real Mallorca ordenó el ingreso en la cuenta de Safín Gestores de 105.560 euros procedentes de las arcas del club y percibió 11.600 euros más por servicios de asesoría. También se desprende un gasto de 1.169 euros con la tarjeta que le proporcionó la entidad balear en concepto de representación. De ahí la condena a dos años de prisión, que se suma a la dictada en diciembre de 2013 por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Palma que le obligaba a devolver a la institución bermellona y a la masa activa de su concurso de acreedores 602.345,12 euros. Entonces fue declarado culpable porque “dispuso de fondos del club sin justificación y para fines que le eran ajenos”. También recogía la sentencia su inhabilitación “para representar o administrar a cualquier persona durante el período de diez años”, según la información de Lucenahoy.com.

Javier Martí Asensio aterrizó en el Lucena de la mano de Eduardo Bouzón y Víctor Vico -este último dimitió de sus funciones antes de arrancar la temporada- y asumieron la gestión de la entidad celeste después de firmar un traspaso de poderes con la anterior junta gestora.

Etiquetas
stats