La difícil tarea de la adaptación

Imanol García, en un lance del duelo con el Recreativo Granada | ÁLEX GALLEGOS

Ni el enemigo es débil, ni su feudo es inexpugnable. Son pensamientos opuestos pero plenamente reconocibles en una semana de contradicción. Probablemente haya quien crea, desde el pasado domingo, que resulte sencillo superar al rival por ser novato en la categoría. Quizá también existan los que consideren que su campo es un territorio tan hostil que sea casi imposible vencer. Ni lo uno, ni lo otro. Tal hecho lo conoce muy bien Enrique Martín, que dejara claro en más de una ocasión que el Córdoba no tiene más opción que compaginar su mentalidad ganadora con la humildad. Con estas dos premisas encara el cuadro califal el que es su verdadero primer test competitivo: visita un campo estrecho y de césped artificial. Es el Nuevo Municipal de Villarrubia de los Ojos, donde este choque es todo un acontecimiento por ser el de su estreno en una categoría en la que quiere afianzarse. Los califales tienen ante sí la difícil tarea de la adaptación a Segunda B.

Tras su victoria a última hora en la inauguración de la temporada -ante el Recreativo Granada (2-1)-, el Córdoba encara en esta ocasión un reto complejo. Está ante el que es su primer duelo como visitante en una división que pisa de nuevo después de más de una década -12 años para ser exactos- y lo hace en un estadio desconocido -y desconocedor- en Segunda B. Es el mismo en que el Formac Villarrubia lograra meses atrás un histórico primer ascenso a Segunda B. Se trata de un campo cuyo terreno de juego tiene sólo 60 metros de ancho -son 10 menos de los que tiene el de El Arcángel- y es de césped artificial. Dos detalles estos que surgen como factores condicionantes para el conjunto blanquiverde, acostumbrado a otro tipo de escenarios.

Sin embargo, ninguna de las mencionadas circunstancias ha de tener -así debe ser al menos- la más mínima importancia para el Córdoba. "Si ellos ascendieron en él, ¿por qué no van a poder ganar allí estos jugadores?", planteó Enrique Martín tras el duelo con el Recreativo Granada. Hizo referencia a la necesaria adaptación al medio de sus futbolistas y también dejó claro que no valen excusas. "La mayoría de estos chavales ha crecido en campos así y el primero que diga ‘es que’ no juega", reiteró de manera más contundente ya el viernes. En definitiva, el cuadro califal tiene que pensar tan sólo en lograr una victoria que le permita aumentar su confianza y comenzar a marcar unas mínimas diferencias en la zona alta de la tabla.

Pero el triunfo es interesante también esta vez para comprobar que el equipo tiene la capacidad de recorrer una categoría en la que se va a encontrar campos de todo tipo. De cara a ese objetivo trabajó el Córdoba durante la semana con estrechamiento del terreno de juego en sus entrenamientos y variaciones diversas de esquema. En cuanto al dibujo, parece poco probable que el preparador navarro varíe su idea de componer una línea de tres centrales con los laterales a modo de carrileros. De esta forma, las dudas principales giran en torno a la alineación. Tampoco es que haya muchas. La más clara aparece en la medular, donde José Antonio González se postula para entrar en el once después de su baja -por cláusula del miedo- ante el Recreativo Granada. El pontano tiene serias opciones de desbancar para este partido a Sebas Moyano.

Otra incógnita existe en la parcela ofensiva. Ahí, Owusu ganó enteros los últimos días para ser la referencia. El ghanés lucha ya, tras un debut con sólo un entrenamiento, de tú a tú con Juanto Ortuño. El caso es que el yeclano viene de anotar su primer tanto (oficial) como blanquiverde. Lo marcó desde el punto de penalti, sí, pero sirvió para otorgar sus tres primeros puntos al equipo de Enrique Martín. En principio, lo que está medianamente definido en la línea de vanguardia es que De las Cuevas va a ser el compañero de travesuras del delantero elegido. La posibilidad de que el africano y el murciano compartan batalla de inicio sólo es factible, según lo visto a lo largo de la semana, con retoques en el sistema. Por cierto, que para este encuentro el técnico del Córdoba sigue sin poder contar con Fernando Román, todavía lesionado.

La solución la va a aportar, como es lógico, Enrique Martín en los prolegómenos de un duelo convertido en fiesta para el rival. El Formac debuta en Segunda B como local, un hecho especial para Villarrubia de los Ojos. Con poco más de 9.900 habitantes, la localidad de Ciudad Real aguarda con deseo el partido ante el Córdoba. También con intención de que la felicidad no termine tras los 90 minutos. Busca su primer triunfo en la categoría de bronce, en la que sobra decir está por méritos propios -tanto como el cuadro califal por deméritos apabullantes-. Lo hace con un once que va a presentar pocos o ningún cambio respecto de su estreno liguero en Algeciras, donde por cierto arañó un valioso punto. El cuadro manchego lo dirige Javi Sánchez y compite, según señaló el técnico blanquiverde, con juego atrevido.

ALINEACIONES PROBABLES

FORMAC VILLARRUBIA CF: Samuel Diarra, Carlos García, Andriu, Algisi, Ricardo, Toni Seoane, Arribas, Arroyo, Julio de Dios, Dieguito y Nando Copete.

CÓRDOBA CF: Isaac Becerra, Fernández, Chus Herrero, Fidel Escobar, Ángel Moreno, Jesús Álvaro, Imanol García, Javi Flores, José Antonio González, De las Cuevas y Owusu.

ÁRBITRO: Juan Antonio Campos Salinas (Comité Murciano).

CAMPO Y HORA: Nuevo Municipal de Villarrubia de los Ojos, 20:00.

Etiquetas
stats