Desenlace agridulce para Sara Moreno

.

Una de cal y otra de arena para Sara Moreno. La futbolista califal del Ourense Envialia FS afrontaba las semifinales del play off exprés por el título de Primera con la motivación por las nubes, dada la alta posibilidad que había de alcanzar el entorchado. Y tuvo muy cerca el pase a la final, ya que ella misma fue la gran protagonista es los dos momentos decisivos de su equipo. Uno como absoluto referente ofensivo, y otro probando la mala fortuna en la tanda de penaltis. La cara y la cruz.

No arrancó bien el encuentro para la cordobesa, cuyo equipo se vio desde primera hora superado en el aspecto físico por una AD Alcorcón lanzada al ataque desde el minuto uno. Y esa mayor frescura se tradujo en ocasiones constantes, lo cual haría que no tardase mucho en estrenarse el luminoso. En efecto, fue a raíz de un rechace tras un golpeo lejano, que aprovechó Ballesteros para atrapar el esférico al borde del área e impactar un disparo a la escuadra inalcanzable para la guardameta gallega.

El choque siguió por el mismo transcurso en los siguientes minutos, ya que el gol noqueó aún más al Ourense, que pasó entonces por su peor momento del partido. Y eso lo aprovechó a la perfección el Alcorcón, ampliando la ventaja hasta en dos ocasiones más, amén del doblete de Vane Sotelo, con dos incursiones individuales de absoluta maestría. El Ourense apenas lograba acercarse al área rival, y prácticamente el peligro que podía imprimir llegaba precisamente de Sara Moreno. Eso sí, fue de una jugada fortuita de donde llegó el primer gol, pues fue la portera Vane la que aprovechó un despiste en el área madrileña para recortar distancias, subiendo el 1-3 con el que se llegaría al descanso.

El ritmo continuó al mismo nivel tras la pausa, aunque ahora parecía que el Ourense andaba más metido en la dinámica. El equipo gallego fue poco haciéndese dueño de la situación, y la cordobesa se alzó como la gran protagonista de la remontada. En efecto, la acción-reacción de los dos equipos se agudizó en los últimos diez minutos del segundo tiempo, y ahí apareció la figura incontestable de Sara Moreno, protagonista de dos minutos mágicos que se tradujeron en dos goles para su equipo. El primero de ellos a balón parado con un disparo fuerte y colocado, mientras que el segundo salió de un golpeo raso y ajustado al que no pudo llegar García.

Los últimos instantes depararon lo que todos los aficionados se esperaban, es decir, un final de infarto que, previo paso por la prórroga, se decidiría en la tanda de penaltis. Ahí, el desenlace, emocionante en cada lanzamiento, dio lugar a un total de 18 disparos. Y tuvo que ser Sara Moreno la que en esta ocasión probara el lado apuesto de la moneda. Después de ser salvadora de su equipo, su turno en la pena máxima se estrelló contra la madera, otorgando a la AD Alcorcón el billete para semifinales. Vencedoras de un encuentro para el recuerdo, las jugadoras de Raúl Castro se enfrentarán al Pescados Rubén Burela en la gran final del fútbol sala femenino.

Etiquetas
stats