Más descaro de Andrés Martín

Andrés Martín celebra su gol ante el Deportivo | ÁLEX GALLEGOS

El suyo era esta vez el rostro de la satisfacción. No plena, pero casi. Apareció cuando la ansiedad era difícil de soportar en El Arcángel. Surgió en un momento en el que los méritos estaban a punto de, como no es extraño que suceda en fútbol, ser inútiles. Él lo evitó con un remate que elevó a la afición del Córdoba al éxtasis. Lo hizo Andrés Martín con un gol que le permitió estrenar su cuenta anotadora en Segunda A, y que posibilitó al conjunto blanquiverde salvar un punto ante el Deportivo. Su tanto otorgó al equipo de José Ramón Sandoval el resultado menos injusto, que quizá no el más justo por el contrario, ante uno de sus rivales más poderosos esta temporada. La felicidad era palpable tras el encuentro, si bien el sabor fue agridulce por lo expuesto sobre el terreno de juego durante los 90 minutos.

"El Córdoba no se ha merecido perder. El Depor ha sacado un punto, nosotros hemos perdido dos, pero hay que seguir trabajando", expresó el atacante acerca del choque. En efecto, el partido ante el cuadro coruñés deparó una mezcolanza de sensaciones a los califales. Por un lado, estaba la alegría por sumar. Por otro, la rabia de no haber logrado el triunfo después de tanto trabajo por conseguirlo. "Contra once les hemos jugado de tú a tú y además hemos tenido más ocasiones. Contra nueve, el Depor ya estaba metido atrás. Nosotros no hemos aprovechado las oportunidades, pero hemos sacado un punto, que es lo importante", comentó el sevillano.

Así es, el Córdoba debía estar contento por obtener al menos un empate ante uno de los gallitos de la categoría. Un hecho que fue posible gracias a la actuación del joven delantero. Saltó al campo en el minuto 71 y en el 93 hizo el 1-1 que tanto buscó a lo largo del encuentro el equipo. "En los últimos minutos aparezco más", admitió sobre su intervención en el último suspiro. Por si fuera poco, el ariete recibió el reconocimiento del entrenador, José Ramón Sandoval, quien aseveró que "tiene mucha hambre" y que estaba contento por su gol. "Yo también me alegro mucho. El míster confía en mí y se lo voy demostrando con goles. Espero que vengan muchos más", respondió acerca de las palabras del madrileño para concluir que hambre tiene "muchísima".

Su tanto ante el Deportivo es el segundo que logra con el primer equipo blanquiverde, pues ya vio puerta ante el Nàstic en la segunda ronda de Copa. Pero sí que supone un galardón a la constancia en su lucha en el campeonato de Liga. En su debut rozó la diana ante el Alcorcón, pero no pudo ser. En Málaga batalló sin descanso y lo hizo sin opciones apenas de marcar. Ante los gallegos pudo al fin festejar, lo que quizá pueda ser señal de su crecimiento. "Cada vez que un jugador juega más minutos se va encontrando mejor", indicó sobre su estado de forma. Lo cierto es que el delantero parece encontrarse cada vez más cómodo con el Córdoba en el fútbol profesional.

Y bien que necesita el cuadro califal de su aportación. Más descaro de Andrés Martín es lo que espera hallar en adelante José Ramón Sandoval. El atacante ya dio muestra de su osadía ante el Deportivo, como hizo también en anteriores partidos. Pero él, como el resto del equipo, prefiere pensar en lo colectivo. En este sentido, el conjunto blanquiverde tiene una tarea pendiente: mejorar y puntuar lejos de El Arcángel. En ello están en el vestuario. "En casa siempre competimos, por la afición, por todo en general. A domicilio nos vamos a ir encontrando mejor y vamos a ir a Gijón a por todas", afirmó. Ésta es la idea, dar el golpe al Sporting en El Molinón, estadio que toca visitar el próximo viernes (21:00).

Etiquetas
stats