Desafío para las 'balas verdes' en Portimao

El catalán Guillem Erill, en plena carrera.

El equipo Deza Córdoba Patrimonio de la Humanidad estará este fin de semana en el Mundial de Superbikes, en el circuito portugués de Portimao, dentro de la categoría de Supersport 300, con sus pilotos habituales del Campeonato de España, Álex Börner y Guillem Erill.

Los pilotos se presentan en la pista lusa con grandes ilusiones, ya que están completando una temporada de ensueño con varias victorias y podios en el nacional de la categoría con sus Kawasaki Ninja 400. Además, los pilotos han ganado en varias ocasiones a mundialistas con cajones en su haber, con lo que esperan realizar un buen resultado.

“Después de que me tiraran en la segunda carrera de Cheste y perdiera las opciones del campeonato me sentía muy decepcionado, pero he cambiado la mentalidad en estos días para llegar a mi primera cita mundialista con todas las fuerzas posibles”, reconocía Álex Börner. Por su parte, el catalán Guillem Erill comentaba que “este año está siendo increíble y la guinda del pastel será participar por primera vez en el Mundial. Es lo que siempre había soñado y ahora solo queda seguir trabajando duro el fin de semana para hacerlo lo mejor posible”.

Tras las verificaciones técnicas, este viernes tendrán lugar dos entrenamientos. El sábado será el entrenamiento que definirá la parrilla de salida. El domingo, el warm up a primera hora para posteriormente afrontar la intensa carrera que se espera en suelo portugués.

Etiquetas
stats