El Deportivo Córdoba recupera la sonrisa

Lance de un partido del Deportivo Córdoba en Vista Alegre. | TONI BLANCO

Fuerza, garra, deseo, constancia… La voluntad y el esfuerzo suelen ser, casi siempre, inmejorables armas para alcanzar la victoria. Existen ocasiones en las que ni siquiera eso lo garantiza, de ahí que la perseverancia también sea necesaria. Lo sabe bien el Deportivo Córdoba, que tras ceder en Cádiz en un duelo en el que hizo méritos para sumar logró un triunfo reconfortante. El conjunto que dirige Pablo García tiró de casta para volver a ganar después de tres jornadas sin hacerlo. Las cajistas superaron (3-1) al San Juan Bosco en un choque de gran intensidad y que incluso comenzaron por debajo en el marcador. Por tanto, también demostraron una importante capacidad de reacción.

El encuentro comenzó con escasa actividad ofensiva. Apenas hubo ocasiones de gol por parte de los dos contendientes, una circunstancia que se mantuvo a lo largo de la primera parte. De esta forma, el tiempo de descanso llegó con el empate a cero inicial en el electrónico. Tras el paso por vestuarios, la actitud del cuadro local cambió y empezó a gozar de más oportunidades ante la portería rival. Sin embargo, fue el San Juan Bosco el que consiguió adelantarse en el marcador. Ese primer tanto del partido subió al luminoso después de una contra culminada a la perfección. Pero esa diana, lejos de suponer un mazazo, reforzó al Deportivo Córdoba, que apostó por dar la vuelta al resultado con mayor convicción si cabe.

Con el tanteador en su contra, el equipo de Pablo García se lanzó a la ejecución de un juego espectacular de portera-jugadora y poco a poco encontró el camino hacia el gol. El primero de las cordobesas lo anotó Celi tras un pase perfecto de Cristinita y servía para devolver el equilibrio al choque. Dado el primer paso el conjunto local mantuvo de manera decidida el dominio del encuentro. No cesó en sus intentos de batir otra vez a la cancerbera del San Juan Bosco y al final lo consiguió. Por dos veces más lo hizo. Marixu se encargó de voltear el resultado al establecer el 2-1, que resultaba todavía ajustado. A falta de tres minutos para el término de la contienda el equipo visitante empezó a jugar con portera-jugadora, aunque sin eficacia. Tras un rechace, Lau ponía el 3-1 en el electrónico con un disparo lejano, desde su campo, y sentenciaba el duelo.

Etiquetas
Publicado el
3 de diciembre de 2016 - 23:52 h
stats