Cuatro claves para el partido que cierra 2015 en casa

Nando, Deivid, Dalmau y Razak | MADERO CUBERO
El Córdoba prepara un inédito duelo en El Arcángel ante la UD Llagostera, el peor visitante del campeonato

Un vistazo a la clasificación actual de la Liga pregona la desigualdad entre el Córdoba y la UD Llagostera. La sensación de desequilibrio se acentúa si se atiende a otros aspectos como historial, presupuesto o caché de los futbolistas. Ambos cruzan sus caminos -por primera vez en la historia- este sábado. ¿Y esto que quiere decir? Interprétenlo como quieran, aunque entre los muros de El Arcángel sólo hay una postura ante este escenario: esto es Segunda División y cualquiera puede ganar a cualquiera. Y el Córdoba, en un momento dulce, no quiere echar un lamparón a su trayectoria. Los hombres de Oltra preparan -a puerta cerrada hoy, y mañana también- un encuentro especial, el último de 2015 ante su público.

UN LIDERATO HISTÓRICO

El Córdoba afronta el partido que pone el broche a 2015 en El Arcángel como líder en solitario de Segunda con 30 puntos. No había disfrutado de esta posición en la jornada 16 desde la 61-62. Si gana, seguirá siéndolo. Con cualquier otro resultado, tendrá que esperar lo que suceda en el Alavés-Alcorcón, que se disputa simultáneamente en Mendizorroza. Los vitorianos suman 29. Ocurra lo que ocurra, los blanquiverdes seguirán en posición de ascenso directo, donde llevan atornillados ya dos meses.

EL SEGUNDO MEJOR LOCAL CONTRA EL PEOR VISITANTE

Con 19 puntos sumados en ocho partidos, el Córdoba sólo es superado como anfitrión por la SD Ponferradina (20 puntos). El conjunto de Oltra puede igualar su mejor racha casera (3 victorias) del curso si se impone a un Llagostera cuyo balance en los desplazamientos es muy pobre: sólo arrancó un punto -empate en Girona- de 27 posibles. No hay nadie peor en este aspecto. Los catalanes son, además, los más goleados fuera de su estadio: encajaron 17 tantos.

LA PASIÓN DE LA GRADA

El Arcángel tiene poder. Es el estadio con mayor afluencia de público de la categoría, con promedios superiores a los 15.000 aficionados por encuentro, y su influencia en el rendimiento del equipo ha sido notoria y resaltada por los propios profesionales. El último partido de 2014 presentó a un Córdoba en descenso en Primera, que empató sin goles ante el Levante de Lucas Alcaraz. Hasta entonces, los blanquiverdes no habían logrado ni una sola victoria ante sus aficionados. La situación ha dado un giro: ahora se despide un líder con argumentos, que ha vivido una mutación extraordinaria en lo deportivo.

FRAN CRUZ, EL RETORNO DE UN ICONO

En las filas del Llagostera figura un jugador con pasado cordobesista. Y con hondas raíces. Fran Cruz estuvo en el foco de la actualidad durante todo el verano, después de ganarse un sitio en la plantilla tras un año de cesión a Alcorcón. A pocos días del inicio del campeonato, decidió cambiar de aires "por petición propia", según insistieron desde el club cuando entre la afición se desató un debate por el adiós del canterano. Su hermano Bernardo también salió de El Arcángel, con rumbo al filial del Sevilla. Fran, de 24 años, jugó doce partidos seguidos y no fue alineado en los dos últimos con el cuadro catalán. Su vuelta a casa será un acontecimiento de alto voltaje emocional.

Etiquetas
stats