Cristóbal Gracia, fichaje estelar del Bujalance

Cristóbal, en un partido con el Córdoba Patrimonio | ÁLEX GALLEGOS

Cada verano, todos los clubes tratan de reforzar lo mejor posible sus plantillas. Resulta una obviedad, claro está. Pero además procuran cerrar una incorporación de las que suelen denominarse de campanillas. Se trata del fichaje estelar con que elevar más si cabe la atracción de la afición sobre el proyecto. Es el que acaba de realizar, sin ir más lejos, el Bujalance de cara a la próxima temporada, en que regresa a Segunda B. La sonada contratación supone además un importante retorno a la provincia pues en este caso el conjunto rojillo se hace con los servicios de Cristóbal Gracia, quien por cierto es uno de los artífices del ascenso del Córdoba Patrimonio de la Humanidad -entonces Córdoba CF Futsal- a Primera. El pívot vuelve a su tierra después de un brillante curso en el Virtus Rutigliano de la Seria A2 -segunda categoría- italiana.

Non dica Cristóbal, dica macchina da gol. Tras tocar el cielo en Las Tendillas con el Córdoba Futsal y ser parte del mejor quinteto de la Serie A2 italiana donde hizo 38 goles, Cristóbal se une a nosotros”, anunció el Bujalance a través de redes sociales en la noche del viernes la incorporación del jugador. De esta forma, después de haber generado expectación durante el día, el club del José Pérez Pozuelo Pepe Montalbán sorprendió a propios y extraños con un fichaje que le va a dar un importante salto de calidad al equipo dirigido por Fermín Hidalgo. El pívot es uno de los futbolistas de más potencial de Córdoba, lo que demuestra su amplia trayectoria. En ésta destaca, como quedó escrito, la pertenencia al proyecto liderado por José García Román en la capital y del que fue protagonista con el histórico ascenso a la máxima división de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS).

Cristóbal Gracia Méndez (Espejo, 1991) recala en Bujalance tras un exitoso paso por Italia. Después de celebrar el salto del Córdoba Patrimonio de la Humanidad estuvo en una lista de bajas que compusieron además Cordero, Catiti -que ahora vuelve a ser su compañero- y Pakito. Encontró nuevo destino entonces en el país transalpino al firmar con el Virtus Rutigliano de la Serie A2, dentro de cuyo quinteto de la temporada logró obtener un hueco tras marcar casi 40 tantos -tal y como resaltó la propia entidad-. Ésta fue la segunda etapa del futbolista, ahora con 29 años, en la vecina liga. No en vano, la campaña 2016-17 la completó con la elástica del Futsal Bisceglie. Tras esa aventura fichó por el conjunto blanquiverde, con el que compitió en sus dos primeras y únicas experiencias en Segunda.

Durante la campaña 2011-12, Cristóbal militó en el club de su localidad natal. Inició después un periplo por la provincia que le llevó al Santaella 2010, Ategua y al Itea Automatismos -actual Córdoba Patrimonio de la Humanidad-. Su fichaje significa un paso adelante en cuanto a calidad para el Bujalance, que tiene prácticamente cerrada su plantilla. Curiosamente, el espejeño se va a reencontrar con Catiti, con quien tuvo la ocasión de compartir el histórico ascenso del conjunto de la capital a la considerada mejor liga del mundo. Con anterioridad, el club del Pepe Montalbán se hizo con los servicios de Tete y Jesús García y selló las renovaciones de Juan Carlos, Jesús Medina, Zafra, Isaac, Antonio Catiti, Jesús Flores, Julio, Álvaro, Pingu, Pedro Catiti y Antoñito, el héroe del retorno a Segunda B.

Etiquetas
stats