Cordero, el retorno de uno de los héroes del ascenso

Cordero, en la visita del Betis durante el 'play off' de la 2018-19 | TONI BLANCO

Todo héroe llega para ayudar a sus compañeros o seres más queridos. A eso se dedican y nunca le van a dar la espalda a quien le apoyó en el pasado. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad ha anunciado la incorporación de Cordero para la próxima temporada, justo después de conocer la baja indefinida de Álex Constantino debido a los dolores que carece en la espalda. Pero no tiene que ver en principio, por lo que el lucentino viene a ocupar la ficha que debiera ser para Ricardo Mayor -que pasa a tener de sub 23- y el lunes se incorporará a los entrenamientos. Por su parte, el técnico Josan González ya da por cerrada definitivamente la plantilla a falta de que se recupere totalmente el gaditano, por lo que estos serán los hombres que intentarán consolidar al club califa en la máxima categoría de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS).

Y es que Cordero es un histórico dentro del Córdoba Patrimonio de la Humanidad ya que cosecha 79 partidos y 32 goles anotados con la elástica blanquiverde. Esto hace que el lucentino sea el quinto jugador con más partidos disputados dentro de la historia del club. Un galardón al alcance de muy pocos jugadores y que intentará alargar esta campaña en Primera División. Además, el cierre es la última incorporación de la plantilla confeccionada por el director deportivo, Rafa García. José García Román, presidente de la entidad, ya dejó caer que, si el mercado lo permitía, aún podría haber alguna incorporación más para perfilar la confección del plantel. Con este fichaje, el Córdoba Patrimonio gana en soltura y seguridad a la hora de sacar el balón desde su propia área.

Por su parte, la carrera de Cordero siempre ha estado ligada al fútbol sala cordobés. El lucentino comenzó su larga trayectoria en el Bar Pirulo, donde estuvo tres temporadas antes de pasar un único año en el CD Santaella. Una vez terminado el vínculo con el club santaellano, decidió vestir la elástica del mítico Ateagua durante tres temporadas. Más tarde, Cordero pensó que lo más razonable era volver a su pueblo natal y enrolarse en el Lucena Futsal para después dar un paso mayor. La entidad de José García Román llamó a su puerta tras un solo año en el conjunto lucentino y terminó jugando en el parqué de Vista Alegre durante tres temporadas, consiguiendo un ascenso histórico a Primera División. Actualmente, Cordero vuelve a su casa para ayudar a consolidar la máxima categoría del fútbol sala nacional. El regreso de un héroe.

Etiquetas
stats