Cita especial en La Salle tras más de una década

Lance del derbi entre Cajasur y La Salle en Fátima. | TONI BLANCO
El conjunto colegial y el Cajasur Córdoba se volverán a medir el sábado en la cancha del primero después de 11 años, si bien esa última vez, en la 2004-05, no fue en categoría nacional

Apenas cuatro meses atrás la afición al balonmano de la ciudad vivió una de esas citas que resultan memorables. Lo fue por lo que se pudo ver sobre la pista, pero mucho más por lo que significaba aquel encuentro. Después de casi tres décadas, dos conjuntos de la capital se volvían a ver las caras en categoría nacional. Para ser más exactos, fueron 26 años los que hubieron de transcurrir para que hubiera un partido de dichas características. No decepcionó la contienda en el pabellón de Fátima -acabó con empate 22-22-, que en sólo unos días será reeditado en el Ángel Órtiz de La Salle. El cuadro colegial actuará esta vez de local en el derbi con el Cajasur Córdoba. Al enfrentamiento, que tendrá lugar el sábado a partir de las 18:30, no le faltarán atractivos, ya que la situación de ambas escuadras es más que positiva. A todo ello debe unirse el hecho de que habrá una vez más un significado especial de por medio. Será el tiempo que se sucedió entre la última vez que los dos equipos se vieron las caras en la cancha del hoy Agrifluide y este fin de semana.

Son nada más y nada menos que 11 años los que han pasado desde la última vez en la que La Salle y Cajasur Córdoba midieron sus fuerzas en el pabellón lasaliano. Fue en la campaña 2004-05 y no en categoría nacional, ya que ambas escuadras militaban entonces en Segunda Estatal. El choque acabó entonces con victoria del conjunto granate (26-29), que cerró el curso con una cuarta plaza en la fase por el título. El cuadro colegial, sin embargo, descendió a Provincial. De esta forma, el pabellón Ángel Órtiz acogerá, al igual que lo fuera la de la primera vuelta, una cita especial para el balonmano de la capital en general y para el equipo que asumirá el rol de local esta vez en particular. Ése es un gran ingrediente para una receta que en realidad tiene muchos otros.

La temporada se encamina a su final y ambas escuadras marchan de forma más que positiva. Sin ir más lejos, La Salle certificó el pasado fin de semana su permanencia en Primera Estatal. Los de Manu Navarro, que lograron un ascenso histórico el anterior curso lograron marchar con garantías en su primera experiencia en división nacional y encararán los últimos siete encuentros de Liga con la tranquilidad de haber cumplido con sus deberes. Por su parte, el Cajasur Córdoba anduvo con paso firme, de forma que alcanza unos registros envidiables. En la actualidad, los granates no sólo mantienen su primera posición con una buena renta respecto de sus perseguidores -al segundo lo aventaja en cuatro puntos, sino que por el momento sólo tienen una derrota en su casillero. Casi siempre ganaron los de Jesús Escribano, que apenas empataron tres partidos. Así las cosas, el pabellón Ángel Órtiz se convertirá el sábado en escenario de una gran cita para el balonmano de la capital.

Etiquetas
stats