El CD Maristas, a “aprender y corregir”

Equipo infantil femenino con Eduardo Burgos a la izquierda. El primer entrenador, protagonista del incidente, no aparece en la imagen | FAB

La imagen se ha hecho viral. Durante el partido entre el Maristas y el Candray, correspondiente al Campeonato de Andalucia de baloncesto femenino en categoría infantil, el entrenador del equipo cordobés irrumpe en la pista -en el vídeo adjunto, en el minuto 40-para protestar airadamente a los colegiados y algunas  de las niñas -de 13 y 14 años- tratan de frenarle. El partido, disputado en el pabellón de La Línea, terminó con victoria del equipo gaditano por 71-46. El técnico cordobés, Fran de Larriva, lanzó una silla contra el parqué tras la señalización de una falta técnica y se dirigió al árbitro principal "realizando aspavientos y profiriendo gritos", según consignaron en el acta oficial. El entrenador fue expulsado de la cancha y de la instalación, produciéndose un episodio lamentable en una categoría formativa.

El resto del partido fue dirigido desde la banda por Eduardo Burgos, que esta temporada ha trabajado muy de cerca en este equipo pese a estar ya jubilado de su profesión como maestro y habiendo cerrado su prolífica trayectoria en los banquillos cordobeses. El resto del choque se desarrolló ya sin ningún tipo de incidencia. Al hacerse públicas las imágenes, emitidas por el canal nacional Antena 3, el Club Deportivo Maristas repitió un comunicado que ya había lanzado poco después de que se produjera el incidente, recalcando su pesar por lo sucedido y las disculpas para todos los implicados.

El comunicado del CD Maristas: "Nuestro profundo rechazo"

El club, con la firma de su coordinador general, Sebastián Del Rey Alamillo, ha divulgado a través de sus canales oficiales un escrito en el que expone su visión sobre los tristes incidentes que se produjeron en el pabellón de La Línea.

"El Club Deportivo Maristas Córdoba quiere mostrar su compromiso inequívoco y permanente con la defensa del deporte como juego limpio y también la defensa de todos los valores que lo caracterizan como son, entre otros, la educación, el respeto, la solidaridad, el trabajo en equipo, la contribución a una vida saludable o la capacidad de superación.

En este sentido, desde esta entidad queremos pedir disculpas cuando se produce algún tipo de conducta que consideramos inapropiada y totalmente fuera de lugar. En concreto, manifestamos nuestra más enérgica repulsa y nuestro profundo rechazo al comportamiento del entrenador de nuestro equipo infantil femenino en el Campeonato de Andalucía de Clubes. Queremos dejar claro que se trata de actitudes que no forman parte de los valores educativos que el deporte debe y tiene que fomentar y que, desde el Club Deportivo Maristas Córdoba, llevamos cultivando y cuidando más de 75 años gracias al compromiso y la implicación de miles de personas en cualquiera de los estamentos de este club.

Aprovechamos la ocasión para hacer extensibles nuestras disculpas, en primer lugar, al equipo arbitral del partido, los dos equipos y los espectadores, por la desagradable situación vivida. Junto a ellos, también a la Federación Andaluza de Baloncesto y todos los equipos y comité de árbitros que están haciendo posible esta competición. Nuestra intención es siempre sumar y contribuir al buen desarrollo de la competición desde el respeto a la normativa y mediante una sana práctica deportiva.

https://youtu.be/RgV5Snxtaf8

En segundo lugar, disculpas también a los deportistas de todos nuestros equipos y a sus familias, porque todas ellas conocen el trabajo diario de nuestro club y saben que tal situación no se ajusta a la realidad que vivimos y experimentamos a diario en nuestra entidad.

Finalmente, en tercer lugar, a todas las personas que integran nuestro club, a quienes esta situación ni las representa ni las define. Tan sólo este año hay más de 500 jugadoras y jugadores (200 de ellos, pertenecientes a 16 equipos, en la sección de baloncesto), 35 técnicos y decenas de personas encargadas de la organización y gestión de la entidad que, día a día, muestran una conducta ejemplar y plasman la verdadera cara y esencia de Maristas Córdoba, un colectivo reconocido por sus éxitos deportivos y por su trayectoria profesional y de permanente colaboración y participación dispensando siempre un trato correcto y adecuado en el ámbito deportivo.

Por todo ello, nuestra intención, igualmente, es la de aprender de los errores y, al mismo tiempo, corregirlos en pro de una mejora constante de la educación a través de la actividad deportiva. Para ello, revisaremos las actuaciones de todos nuestros equipos para seguir creciendo y haciéndola más ejemplar si cabe. Queremos aprovechar la situación para redoblar esfuerzos y contar con un club que mantenga, como hasta ahora, el deporte y todos sus valores en primera línea, siendo practicado con respeto, trabajo e ilusión.

En definitiva, censuramos la actitud, pero, al tiempo, pedimos que se evalúe en su justa medida, teniendo en cuenta la posibilidad de equivocación que existe en toda persona y la capacidad de arrepentimiento que mostramos, tanto a nivel particular del entrenador como a nivel general del club, además del consiguiente propósito de enmienda. El objetivo, ahora y en todo momento, no es otro que contribuir al crecimiento personal de todos los niños y jóvenes que forman parte de nuestros equipos a través de una práctica sana y respetuosa del deporte".

Etiquetas
stats