El reencuentro de dos hermanos en crisis

Aficionados del Recreativo y el Córdoba en Punta Umbría

El 31 de mayo de 2014 pudo realmente ser un día cualquiera. En el corto plazo, de hecho, lo fue. Viendo con perspectiva lo que sucedió en el Nuevo Colombino, quizá adquiera el significado que hoy día tiene, en agosto de 2021. Aquel día de hace siete años, en plena feria de la Salud, Recreativo de Huelva y Córdoba se dieron cita en el coliseo onubense por una plaza en el playoff de ascenso a Primera División. Acompañado de una marea blanquiverde, Uli Dávila adelantó a los suyos en la primera media hora, pero un tanto de Menosse postergó la adquisición del Córdoba de su billete a la fase de ascenso. Antes de esa jornada, de hecho, había hasta siete equipos en cuatro puntos con seis por disputarse.

¿Por qué es importante saber esto? Básicamente, por el pasado encuentro entre ambos equipos. Celebrado en Punta Umbría el sábado, Recre y Córdoba se dieron cita en el preludio de la temporada. Para los blanquiazules, sin duda alguna, en el peor escalafón de toda su historia sin precedente alguno: Tercera RFEF, la quinta categoría. Para los blanquiverdes, igualando su peor momento deportivo desde 1984 en la Segunda RFEF. Si bien los resultados en pretemporada tienen escasa importancia -véase el famoso 8/8 en 2017-, el duelo entre estos equipos hermanados hizo rememorar tiempos mejores.

Su último encuentro oficial se dio antes de la pandemia. En el día de la cabalgata de los Reyes Magos de 2020, el Córdoba visitó la cancha del Recreativo de Huelva en 2ªB, algo que no hacían desde 1998. El empate a dos reinó en el marcador en un partido donde los cordobeses se creían ganadores hasta el gol postrero en propia de Jesús Álvaro. Como fue normal, el conjunto visitante estuvo acompañado de una gran cantidad de cordobesistas, con la visita a Huelva marcada en rojo en el calendario. Se pensaba entonces, quizá, que sería la peor categoría en la que se enfrentarían. Lo que es el destino.

Aquel encuentro mencionado en 2014 es sólo un recuerdo que se marchó como lágrimas en la lluvia, que dirían en Blade Runner. De hecho, el caso es que ambos equipos han jugado en Primera División en el siglo XXI. Mientras que el Decano lo hizo entre 2006 y 2009 -entre medias, con el célebre 0-3 en el Santiago Bernabéu, aunque en 2003 fue finalista de Copa-, el Córdoba lo hizo en 2014 en una campaña marcada por el desastre continuo a partir de la segunda vuelta -una de las peores que se recuerdan, con tan sólo dos puntos ante Villarreal y Deportivo-. Casi a la par, ambos equipos han ido jugando con fuego, con dueños de dudosa honradez y cayendo hasta suelos insospechados.

Volviendo a Punta Umbría, la afición parece pensar que por qué este partido se jugó allí, con mala calidad en el césped y con pocas ocasiones de gol. No por el hecho de la mera localidad, sino por su situación actual deportiva, que no deja de ser de las peores imaginadas. En cuarta y quinta categoría respectivamente, Córdoba CF y Recreativo de Huelva están en proceso de reconstruirse por sí mismos; de volverse a mirar al espejo y de reconocerse. Que sí, fueron grandes, fueron de plata, pero ahora tienen que nadar entre lodo y caucho para sacar la cabeza del agujero.

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2021 - 16:47 h