Germán Crespo: "El once va a ser competitivo y de máxima garantía"

Germán Crespo durante un partido en El Arcángel

Con una final de un torneo nacional en juego, Córdoba y Ebro ya se preparan para la batalla que se espera este miércoles sobre el césped de El Arcángel. Las semifinales de la Copa RFEF han emparejado a cordobeses y zaragozanos en un encuentro que se antoja importante para la moral de ambos conjuntos ya que, en una hipotética final, un club de inferior categoría esperaría al ganador de esta eliminatoria. Conscientes de ello, y de que el Córdoba es el principal favorito para acabar levantando la copa frente a su afición, Germán Crespo ha afirmado en la rueda de prensa previa al encuentro que ahora mismo tienen "la liga completamente olvidada", ya que se centran en hacer frente al Ebro "un buen partido" e intentar alzarse con el trofeo después de "todo el sufrimiento" al que se han visto sometidos, sobre todo por las lesiones. "Sería histórico para todo el mundo: para la plantilla, para el cuerpo técnico, para el club, para la afición… el poder conseguir un título que, por menor que sea, al final es un título de la Real Federación Española de Fútbol", ha aseverado el técnico granadino.

El principal escollo en el lado blanquiverde será el tema de las lesiones, que se unen a los dos sancionados, Simo y José Alonso. Hasta siete bajas tendrá el Córdoba de cara al encuentro, aunque Crespo ha tratado de restarle importancia, y ha afirmado que "un once competitivo está claro que va a haber", ya que, viendo los jugadores que tenía el conjunto blanquiverde en el banquillo frente al Montijo, se refleja uno de los puntos fuertes de esta plantilla, y no es otro que el hecho de que "cuando todo el mundo esté recuperado, prácticamente se pueden tener dos onces titulares". "Al final lo que intentamos y lo que queramos es eso, recuperar a la gente lo antes posible porque ahora viene un mes muy complicado de partidos", ha querido remarcar el preparador blanquiverde, aunque eso no quitará el hecho de que el miércoles espera tener "la suerte de pasar la eliminatoria". Crespo es consciente de que, pese a que la Copa RFEF acabe en un máximo de dos partidos, el cuadro blanquiverde seguirá teniendo frente a sí un final de año con una gran carga de duelo, ya que aún tiene pendiente el encuentro aplazado frente al Mensajero y el partido de Copa del Rey. Por lo tanto, ha reincidido en que cuanto más número de jugadores tenga disponibles, más les facilitará todo. "Tenemos que ir con precaución. Lo que no queremos es más recaídas, pero sí es verdad que, al final, a la hora de elegir una convocatoria y una alineación, tener un número importante de jugadores te da mucho", ha subrayado.

En cuanto a la preparación del partido, es cierto que el apretado calendario de los blanquiverdes no ha permitido tener muchas sesiones previas al encuentro, aunque el hecho de haber podido volver a entrenar en el campo grande de la Ciudad Deportiva ha supuesto "una alegría" para Germán Crespo, sobre todo por las dimensiones. "Está también el campo pequeño, pero al final las dimensiones no son las reales, no son las mismas que tenemos cuando jugamos en El Arcángel. Sí es verdad que por dimensiones es un campo parecido a varios campos de los que hemos ido esta temporada, por lo que también nos ha servido, pero bueno, al final te da muchas garantías el poder trabajar con las dimensiones y sobre todo con los recorridos de lo que se trabaja y lo que hace los domingos", ha recalcado el míster. La sesión del martes ya se realizó en dicho campo, después de que la plantilla descansase el lunes. El poco tiempo no se ha traducido en poca preparación ya que, según ha asegurado, durante la semana pasada ya se estuvo trabajando en este encuentro.

Crespo ha definido al Ebro como un conjunto que "venía de cuatro derrotas consecutivas, y que el otro día le ganó al segundo clasificado", y que se caracteriza por ser un plantel que "fuera de casa baja un poco, aunque casi siempre pierde por la mínima". "Es un equipo que a balón parado anda muy bien, que tiene gente de 1,85 y de 1,90, y son cinco o seis jugadores los que entran al remate. Es un equipo que por propuesta de juego creemos que va a ser atrevido, que va a venir a El Arcángel a jugarnos de tú a tú", ha explicado, aunque luego también se ha encargado de matizar que "cuando vienen los equipos a enfrentarse al Córdoba en El Arcángel hacen un planteamiento diferente", por lo que habrá que observar durante los primeros minutos qué planteamiento tiene el Ebro, y, a partir de ahí, ir actuando en consecuencia. De cualquier manera, Germán Crespo tratará de sacar "el mejor once" para el tipo de partido que le espera, y que a buen seguro será "competitivo y de máxima garantía". Once luchadores que buscarán hacer la épica y eliminar al único conjunto de similar categoría que queda en el torneo, buscando así levantar tras muchos años un torneo nacional sobre el césped del feudo ribereño.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
9 de noviembre de 2021 - 13:30 h
stats