El negro, el color de la discordia en el pantalón del Córdoba

Javi Flores, con la primera equipación de la 2021-22

Para gustos, los colores. Ni que pintada, nunca mejor dicho, viene la expresión. Quiere decirse con ella la posibilidad de opiniones diversas acerca de un determinado tema. Y muchas son las posturas que se dan en torno al Córdoba en los últimos días. O más concretamente a la primera indumentaria de sus equipos para la temporada 2021-22. La discusión pública, abierta entre aficionados en redes sociales, surge a partir de la elección de un color. Éste gusta a unos y no tanto a otros. Se trata de la cuestión de la discordia: ¿Pantalón negro, sí o no? Tal es la variación introducida por la entidad, con el sello de la firma italiana Givova, para acompañar al histórico blanco y verde de la camiseta. A todo esto, también la elástica cuenta con el tono más oscuro de la gama. Como aspecto central del debate está, que no se olvide, un teórico precedente, en el origen del cuadro califal, de una equipación como la nueva.

La intención del Córdoba con la primera vestimenta de sus equipos para la siguiente temporada no era otra que evocar viejos tiempos; trasladarse a los primeros días del club. Ahí aparece la duda principal. ¿Realmente comenzó el conjunto blanquiverde su trayectoria con pantalón negro? Hay quien apunta que así es, que la complementación de colores entre la camiseta y el meyba para la 2021-22 refleja cómo arrancó el equipo en los terrenos de juego. Es decir, se da una hipótesis según la cual el cuadro califal lució la zamarra conocida pero con el negro como compañero y no con más blanco, la concepción clásica del atuendo. A esto se añadían medias con franjas verdes pero en horizontal, como las que mostró Javi Flores el pasado jueves en la presentación oficial de los diseños de Givova.

Dicha posibilidad vendría a ser consecuencia de un acuerdo entre las dos entidades que determinaron el nacimiento de la actual, esto es el Real Club Deportivo Córdoba y el Club Deportivo San Álvaro. Se optaba en su fusión por las franjas blancas y verdes en la camiseta, del primero de los conjuntos, y el negro en el pantalón, que aportaba el segundo. Sin embargo, no existe certeza de que así fuera. Ignacio Cid, inolvidable periodista tristemente fallecido en 2004, recogió en el primer tomo de su obra Historia del Córdoba Club de Fútbol que el 11 de agosto de 1954 la nueva institución informó de que “vestirá camiseta blanquiverde, con franjas verticales; el pantalón será negro y las medias blanquiverdes, pero con franjas horizontales”. Sin embargo, tal anotación podría ser una errata.

Esta última opción es la que baraja precisamente José Manuel Zarco Tejada, uno de los mayores conocedores del fútbol en la provincia. Como muestra de ello está su obra Historia del fútbol en Córdoba y provincia desde sus orígenes hasta 1954, esencial si uno es apasionado de la disciplina y de su desarrollo por estos lares. En los tres tomos de lo que podría considerarse la enciclopedia del balompié cordobés no hay referencia al asunto porque alcanza, precisamente, hasta la aparición del Córdoba. En cualquier caso, el historiador deportivo alude a la noticia que es base del apunte años antes de Ignacio Cid: “No hace referencia ni al pantalón ni a las medias”. Se trata de una pieza informativa publicada por Diario Córdoba, fechada, en efecto, el 11 de agosto de 1954.

“Blanquiverdes serán las camisas del Córdoba Club de Fútbol. Nos parece de ‘perlas’. Son los gloriosos colores del Racing que el buen amigo don Antonio Bejarano tuvo el feliz acuerdo de reinstaurar durante su mandato”, expone con exactitud la noticia, cuyo recorte aporta el propio Zarco Tejada. El autor de la indispensable obra ya citada va más allá e indica otro detalle. “El debut contra el Martos, el domingo 29 de agosto, fue desde luego con pantalón blanco. Y en alguna que otra fotografía que tengo de esa temporada también aparece el pantalón blanco”, arguye. Así, no hay, o por lo menos es difícil la constancia, imágenes que permitan confirmar que el meyba fue negro en el origen del club. “No he visto ninguna fotografía en la que el Córdoba vista pantalón negro en partido jugado en casa”, añade. Y este matiz resulta importante en toda esta historia pues de lo que no cabe duda es que el conjunto blanquiverde complementó los colores de esa forma como visitante en muchos momentos de su trayectoria. Los hubo también de forma reciente, en casos excepcionales en que el blanco no era admitido por el árbitro de turno por coincidencia con el rival -el cuadro local en esos choques-. Quizá ésta sea la circunstancia que realmente genera la incógnita.

José Manuel Zarco Tejada arroja luz al asunto, como hizo también en Twitter durante la jornada del viernes. Entonces contestó a la opinión de Javi Jiménez, reconocido aficionado del conjunto blanquiverde, tras ser mencionado y con la presencia en el tuit de otro seguidor en que citaba a Ignacio Cid. Lo cierto es que la indumentaria provocó opiniones muy diferentes, desde quienes aprobaban el diseño hasta quienes lo llegaron a considerar una “herejía” -palabra mayor y quizá un tanto exagerada-. “La combinación de camiseta blanquiverde y pantalón negro siempre me ha encantado, pero como solución para lucir tus colores como visitante. El pantalón blanco en la primera equipación debería ser innegociable y espero verlo el año que viene en Primera RFEF”, escribió por ejemplo Enrique Ferrer. Y en ese mensaje quedaban expuestas todas las aristas de esta controversia.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
24 de julio de 2021 - 05:45 h