Una estadística a la que agarrarse: con cierta solidez defensiva

Farrando, en el duelo con El Ejido 2012.

No todo es malo en esta primera fase. El Córdoba, a pesar de no haber cumplido con el objetivo principal de la temporada y de catalogar la presente campaña como un auténtico fracaso, tiene una nueva oportunidad para que las sensaciones vuelvan a ser positivas en una segunda fase donde lo tendrán muy complicado para mantener la categoría. Aun así, la entidad blanquiverde deberá mejorar en las cosas donde ha pecado de irregularidad en el primer tramo liguero -como es el caso de los tantos a favor-, aunque también estos partidos ha conseguido dejado notas a tener en cuenta para refrendarlas durante la segunda etapa de la competición. Y es que los chicos de Pablo Alfaro han logrado ser el tercer equipo menos goleado de todo el Grupo IV-B con 16 tantos en contra y tan solo por detrás de UCAM Murcia y Betis Deportivo, ambas plantilla con 15 goles encajados en las 18 jornadas disputadas.

Una primera fase que, a pesar de no estar entre los tres primeros, deja notas positivas para el conjunto califa. El Córdoba ha logrado mantener una regularidad en la zona defensiva, aunque finalmente no le ha bastado para pelear por alcanzar la Segunda División esta misma temporada. Los chicos de Pablo Alfaro han encajado 16 goles en 18 partidos, una cifra que deja menos de un tanto recibido por encuentro. Tan solo cuatro equipos del Grupo IV-B tienen esta estadística y, curiosamente, son UCAM Murcia, Linares Deportivo y Betis Deportivo; tres plantillas que lucharán por competir en la próxima campaña en el fútbol profesional. Gracias a estos números, la entidad cordobesa es el tercer equipo menos goleado de este subgrupo y tendrán que refrendarlo a lo largo de una segunda etapa que comenzará el próximo fin de semana viajando hasta Tamaraceite.

Sin embargo, esta estadística deja de brillar si se mira al resto del Grupo IV. En el subgrupo A, tanto San Fernando como Balompédica Linense y Tamaraceite han encajado menos goles que el conjunto blanquiverde. De hecho, el equipo de la Linea de la Concepción, rival del Córdoba en la segunda fase, es el cuadro con mejor números en este apartado, recibiendo tan solo 12 tantos en las 18 jornadas disputadas. Por otro lado, el conjunto canario también ha recibido un gol menos que la entidad cordobesa, mientras que el Cádiz B, club que competirá en el mismo subgrupo que el club cordobés a partir del 4 de abril, ha encajado seis goles más que los blanquiverdes. Por tanto, una cifra reseñable, aunque se empaña mirando la totalidad del Grupo IV.

Y es que esta solidez defensiva es fundamental para conseguir permanecer en la Primera RFEF o tercera categoría del fútbol nacional a partir del próximo curso. Asimismo, es más que conocido que el Córdoba no ha cuajado una gran primera fase y que sus posibilidades de ascender a Segunda División se han esfumado por un nivel muy cuestionado por parte de la plantilla. Sin embargo y a pesar de los problemas sucedidos a la hora de originar situaciones peligrosas, es cierto que la entidad blanquiverde tiene unos buenos números defensivamente hablando. Aun así, esta estadística no ha sido suficiente para lograr los objetivos propuestos, aunque son unos buenos cimientos para fijarse y crecer en la segunda etapa de la temporada.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
28 de marzo de 2021 - 05:30 h