El CBC se sube al ático en la N1

Lance del derbi local entre Ciudad de Córdoba y Maristas | ÁLEX GALLEGOS

El mejor partido posible en el golpeado panorama del baloncesto cordobés -sin representantes en EBA, la cuarta división nacional, después de más de dos décadas- deparó un espectáculo singular: la emoción y la competitividad extrema suplieron a la calidad en un duelo entre dos conjuntos que aún se están cociendo. El derbi local entre CBE Ciudad de Córdoba y Maristas terminó inclinándose del lado de los locales después de una pelea sin cuartel, en la que hubo alternancias en el marcador, rachas de plena inspiración y fases repletas de errores.

Los de Enrique Garrido vencieron por 81-73 tras salir adelante en un tiempo de prórroga al que se llegó tras un empate (67-67) al final de los primeros 40 minutos, con unos últimos 120 segundos delirantes en los que cualquiera pudo haberse llevado el triunfo.

Desde el salto inicial se comprobó que aquello iba a ser una lucha tan táctica como emocional. Los dos equipos más representativos de la capital se habían visto por última vez en la final de la Copa Diputación, que se saldó con una victoria inapelable de los colegiales. Esta vez, en un pabellón Menéndez Pidal que registró una gran entrada de público, los anfitriones estaban dispuestos a enlazar otro triunfo después de haber arrancado el campeonato en la N1 ganando en la cancha del Ciudad de Huelva.

Ninguno encontró la manera de lograr una distancia apreciable en el marcador. Siempre estuvo en el entorno de los cinco puntos para uno u otro. El Maristas, muy guerrero, tuvo a sus mejores hombres en Dani Villatoro (18 puntos, 10 rebotes) y David Caballero (11 puntos). Los de Luis Requena entraron con ventaja en el último cuarto y parecían tener el pleito encarrilado cuando una buena serie del alero local Antonio María Ruiz -que acabó con 15 puntos y 5-8 en triples- llevó el marcador a una situación de equilibrio. Tras unos últimos ataques precipitados por parte de ambos se llegó al final del último cuarto con 67-67. En la prórroga, la guerra del tiro exterior la ganó el CBC con Canales (19 puntos) y Juan Ramírez (21), cuya aportación resultó determinante.

El Ciudad de Córdoba termina la segunda jornada como líder del grupo en la N1 después de anotarse el segundo triunfo consecutivo. El Maristas, por su parte, suma una nueva derrota tras haber caído en Cervantes en la jornada inaugural ante el CB Palos. Este equipo onubense superó este sábado al tercer representante cordobés en la categoría, el Peñarroya, por un ajustado 73-67. En el cuadro minero los mejores anotadores fueron Antonio Sevillano (15 puntos), Blake Terry (13) y Adolfo Vega (12). El próximo fin de semana, la tercera jornada trae un nuevo duelo de rivalidad. El Peñarroya de Juanra Guzmán (0-2) recibirá en el Polideportivo Municipal Lourdes Mohedano al invicto CBC.

En la N1 femenina, el partido entre el Adeba y el Maristas se aplazó al próximo fin de semana. Las chicas de Juan Moyano recibirán el domingo 13 en el pabellón de Las Margaritas al conjunto colegial con la idea de obtener el primer triunfo del curso. Las de Miguel Ángel Luque ya tienen su casillero inaugurado, pues vencieron en Cervantes al Candray (54-51).

Etiquetas
stats