Con la boca en las botas

.

Esto es Segunda División. Éstas son sus leyes. El Córdoba pudo pagar con una derrota un desliz en la primera ocasión del Deportivo, que marcó y gestionó la defensa de ese 0-1 durante todo el encuentro. Dani Giménez lo paró todo ante un conjunto blanquiverde desatado, que encontró en Javi Lara a un líder ansiado. La Liga no es un concurso de méritos. Aunque el Córdoba los acumulaba, todo apuntaba a una noche más de frustración. Sin embargo, el pleito descarriló en unos últimos diez minutos de completa locura. La expulsión de Pablo Marí desquició al Depor y enardeció a los de Sandoval, que jugaron con pasión y desesperación. Cuando Ais Reig echó a Borja Valle por dirigirse a él y después al técnico, Natxo González, por protestar desde la banda, el panorama se convirtió en una ruleta rusa. El Córdoba se volcó y encontró lo que buscaba en el tiempo de prolongación. El joven Andrés Martín firmó un empate que supo a gloria a un Córdoba que expresó sobre el césped todo lo que lleva dentro. Toda su rabia y su miedo. Su necesidad y su angustia. Fue coherente y se comportó como se supone que tiene que hacerlo un equipo que va el último en la clasificación y juega ante su público. Hizo lo que dijo. Actuó con la boca en las botas.

A Sandoval le convencieron en la Copa tres jugadores para ganarse la titularidad en la Liga: Javi Galán, Álex Vallejo y Javi Lara. El montoreño sigue metido en una peculiar montaña rusa: pasó de la grada a un sitio en el once para un partido de alcurnia y riesgo. El Depor compareció con un aspecto intimidador, con un dúo arriba que llama la atención en Segunda: Quique González, reputado goleador, y el joven Carlos Fernández, que llegaba de firmar un triplete ante el Elche. Un examen de nivel para la retaguardia cordobesista, retocada para la ocasión por la obligada ausencia por sanción de Aythami. Su sitio lo ocupó Luis Muñoz. Y en el ala izquierda reapareció Javi Galán, lo que supuso la salida -se quedó fuera de la lista- del hispano dominicano Luismi Quezada. Vallejo formó un doble pivote con Bambock y Quim Araujo se incrustó en una zona de apoyo a Piovaccari, referencia en la punta. Más allá de la pizarra, un espectacular tifo en el Fondo Sur de Brigadas Blanquiverdes expresaba las apetencias de la afición: "Jugar para ganar". De la manera que fuese.

Pero apenas se había disipado el aroma de los emotivos prolegómenos, con su himno y sus banderas al viento, cuando el Córdoba entró de lleno en un escenario de pesadilla. En apenas tres minutos, el Deportivo ya tenía el marcador en ventaja. En su primera llegada, los de Natxo González golpearon duro. Saúl penetró por la banda izquierda y sirvió a Quique González, que estuvo muy hábil para hacer que Carlos Abad recogiera por primera vez un balón de su portería en El Arcángel. Con el 0-1, los anfitriones se quedaban sin motivos para especular. No quedaba otra que mirar hacia la meta de Dani Giménez, que fue el mejor de los suyos en un primer tiempo en el que los de Sandoval hicieron más por marcar que un Depor contemplativo. Sus razones tenía, obviamente.

Javi Galán realizó el primer disparo a puerta a los 7 minutos y no tardaron en llegar las situaciones comprometidas en el área gallega. Jaime Romero capturó un pase de Quim Araujo y su duro disparo lo desvió a córner Dani Giménez. En el saque de esquina, el veterano meta del Depor tuvo que intervenir de nuevo con una formidable parada tras un remate de Luis Muñoz. En quince minutos, el Depor -el equipo al que menos le disparan a puerta en toda la categoría- lidiaba con una situación desacostumbrada. El Córdoba, más tenso y exigido, arriesgaba en ataque frente a un Depor bien colocado. Dani Giménez volvíó a mostrar su mejor versión al atajar un lanzamiento desde fuera del área de Javi Lara en el minuto 20. El capitán dio la cara y fue de los más activos, junto a un Jaime Romero que buscó el uno contra uno.

El Córdoba encontraba sus situaciones más claras para empatar en las acciones a balón parado y en los tiros lejanos de Javi Lara, que volvió a intentarlo en el minuto 35 para que Dani Giménez se luciera. En los últimos minutos de la primera parte, Piovaccari apareció con un remate deficiente y Quique González estuvo a punto de repetir gol para el Depor con un lanzamiento que rechazó tras una estirada Carlos Abad.

La salida en la segunda parte de Blati Touré y Álvaro Aguado dio una nueva dimensión al Córdoba, que fue más punzante ante un Depor que se sentía incómodo. Pudo el cuadro herculino, de todos modos, apuntillar a los de casa con una ocasión de Simón en un remate de cabeza. Los de casa exprimían las acciones de estrategia. En el minuto 60, Javi Lara y Dani Giménez escribieron un capítulo más en su duelo personal. El cordobés lanzó una falta con maestría y el meta gallego desvió con una mano el balón a córner.

Sandoval se jugó su última carta retirando al lateral derecho, Loureiro, para colocar a un delantero puro como Andrés Martín. La salida del joven canterano resultó providencial. En pleno acoso local, el Depor se quedó con un jugador menos tras decretar Ais Reig la expulsión de Pablo Marí, que vio la segunda amarilla por una falta sobre Jaime Romero. El Deportivo se quedó con nueve jugadores tras la expulsión con roja directa de Borja Valle, que se dirigió al árbitro. Las protestas del técnico visitante, Natxo González, también provocaron su expulsión. Todo era caótico. El Arcángel rugía, consciente de que se abría una última puerta para que su equipo pudiera rescatar un punto. Lo hizo en una acción de brío. Javi Lara botó un córner cerrado y allí apareció Andrés para firmar el empate. En un delirante final, los locales tuvieron una última ocasión en las botas del italiano Piovaccari. Todos terminaron abrazándose y entre aplausos, mientras que los deportivistas se marchaban entre protestas. El Córdoba está vivo.

FICHA TÉCNICA

CÓRDOBA, 1: Carlos Abad, Loureiro (Andrés Martín, 71'), Luis Muñoz, Álex Quintanilla, Javi Galán, Bambock (Aguado, 46'), Álex Vallejo, Quim Araujo (Blati Touré, 46'), Javi Lara, Jaime Romero y Piovaccari.

DEPORTIVO, 1: Dani Giménez, Simón, Domingos Duarte, Pablo Marí, Saúl (Diego Caballo, 52'), Bergantiños, Krohn-Deli (Edu Expósito, 72'), Vicente Gomez, Carlos Gil (Borja Valle, 66'),  Quique González y Carlos Fernández.

ÁRBITRO: Ais Reig (Comité Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Javi Galán, Loureiro y Álex Quintanilla y a los visitantes Saúl y Domingos Duarte. Expulsó por doble amarilla a Pablo Marí en el minuto 78 y con roja directa a Borja Valle en el minuto 83. También vio la roja el entrenador del Depor, Natxo González.

GOLES: 0-1 (3') Quique González. 1-1 (93') Andrés Martín.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la décima jornada del campeonato de Liga 1/2/3, disputado en el Estadio Municipal El Arcángel ante 10.604 espectadores.

Etiquetas
stats