El Dobuss mantiene el rumbo fijo

Zsófia Licskai, en su debut con el Dobuss

Si un equipo tiene hambre, no le pesa la irregularidad competitiva. En tiempos de Covid-19, la incertidumbre en el deporte es absoluta, pues la planificación de un encuentro puede variar en cuestión de horas. Y eso le ha tocado vivirlo al Dobuss Córdoba Basket en más de una ocasión, aunque ello no ha impedido que cuando saltara a pista mostrara un ritmo intratable. Ese que le permite seguir dando guerra en la zona alta, más si cabe al tener en cuenta que recibía en el Colegio Maristas al Gráficas Copy & Copy CAB Linares, un rival teóricamente inferior por lo visto a lo largo de la temporada. Y tal que así sucedió sobre el parqué.

En efecto, las de Miguel Ángel Luque quisieron evidenciar su superioridad desde el pitido inicial, con ese ritmo que las caracteriza y una presión fuerte a media pista, que impedía a las jienenses circular el balón con precisión. Un arranque que propició numerosas pérdidas de las visitantes, lo que se tradujo en un parcial de 10-3, liderado por una Marta Martínez imperial en el poste bajo. 

La diferencia obligó a Rosa Díaz a pedir tiempo muerto, aunque lo cierto es que no surtió mucho efecto. La ofensiva linarense sí que estuvo más acertada, aunque las rotaciones del Dobuss permitieron incluso ampliar la renta, contando además con los primeros minutos en pista de Zsófia Licskai, el último fichaje de las cordobesas. Así, el primer periodo se cerró con un claro 29-12. 

No obstante, parecía imposible mantener ese nivel de intensidad en todo momento, por lo que el segundo cuarto trajo consigo un absoluto bajón. Éste lo aprovechó el Linares para recortar tímidamente con un parcial de 2-5, aunque pronto se igualarían las tornas en esa baja eficiencia. Aun así, el Dobuss consiguió neutralizar la renta visitante, e incluso marcharse a vestuarios con una distancia un poquito más a su favor (42-23), dejando el duelo muy bien encarrilado. 

La segunda mitad apenas varió la situación, pues la inercia ya sería claramente a favor de las califas, que no dieron opción en ningún momento, e incluso continuaron ampliando su renta. El buen hacer en ataque de Raquel Pérez (20 puntos y 5 rebotes) y Marta Martínez (15 puntos y 5 rebotes), así como un notable estreno de la húngara Licskai, que rozó el doble-doble con 13 puntos y 8 rebotes, contribuyeron a un nuevo triunfo del Dobuss (82-52), que les mantiene en la segunda posición del Grupo B de la N1 y con serias opciones de alcanzar el liderato, dado que todavía tiene varios choques por recuperar. 

Etiquetas
Publicado el
7 de febrero de 2021 - 14:15 h
stats