El baile continuo en la defensa

Chus Herrero, en el duelo con el Badajoz | ÁLEX GALLEGOS

El Córdoba sigue sin asentar los cimientos desde la defensa. Enrique Martín, técnico blanquiverde, ha repetido por activa y por pasiva en sala de prensa que ningún jugador tiene el puesto asegurado y que cualquiera “puede pasar de la titularidad a la grada y de la grada a la titularidad”. Ese discurso empleado por el navarro se ha reflejado sobre todo en la retaguardia, ya que solamente ha repetido formación atrás durante la primera y la segunda jornada de Liga. En las tres restantes, por decisión personal o diversos contratiempos acontecidos, no le ha sido posible cerrar filas utilizando a los mismos hombres que iniciaron la competición.

Los cordobesistas debutaron en el Grupo IV de Segunda División B con una zaga formada por Fidel Escobar, Chus Herrero y Ángel Moreno -los tres centrales- a los que se añadieron José Manuel Fernández y Jesús Álvaro en funciones de carrileros. El único suplido a lo largo del envite contra el Recreativo Granada fue precisamente el último citado. Raúl Cámara ingresó en el minuto 67 para ocupar el perfil izquierdo en un duelo que los locales vencieron sobre la bocina por 2-1. Una semana más tarde, concretamente en Villarrubia de los Ojos, Martín volvió a usar a esos cinco futbolistas en su sistema de juego. Todos ellos completaron un choque que concluyó sin goles.

Los primeros problemas surgidos en el plano defensivo para Martín acontecieron en la tercera jornada. El Córdoba recibía al Real Murcia con la ausencia de Fidel, citado por la selección de Panamá para disputar un doble compromiso internacional ante Bahamas. Su puesto recayó en Víctor Ruiz, aunque el malagueño planteó muchas dudas a nivel físico. De hecho, transcurrido el minuto 53, el técnico del cuadro califal tuvo que cambiarlo para dar cabida a Fernando Román. Nada más concluir el partido, el propio entrenador manifestó su preocupación por el estado de forma de Ruiz declarando que “no puede ser que se canse tan pronto, así que he hablado con el doctor para tomar cartas en el asunto y lo he quitado porque estaba súper asfixiado”. Días más tarde expuso que todas las pruebas a las que le sometieron estaban bien e indicó que el plano “mental” también podría haber influido en su rendimiento.

El viaje de Fidel con su combinado nacional dejó otra mala noticia en forma de lesión. Según indicó Alfonso Serrano, director deportivo de la entidad, el centroamericano sufrió una “microrrotura de grado I en su muslo izquierdo”, por lo que tampoco se vistió de cara a los siguientes compromisos del campeonato. Además, Jesús Álvaro causó baja a última hora para viajar a Yecla debido a su próxima paternidad. Bajo ese panorama se presentó el Córdoba en el Campo Municipal de La Constitución con Fernández, Fernando Román, el debutante Xavi Molina, Ángel Moreno y Raúl Cámara. Chus Herrero adelantó su posición a la media, un movimiento que no tuvo mucho recorrido en el terreno de juego. Los blanquiverdes, perdiendo claramente por 2-0, retiraron al aragonés y a Cámara para dotar al grupo de más calidad en el centro del campo con Javi Flores y Antonio Moyano. Finalmente rescataron un punto gracias a los goles de Gabriel Novaes y Molina.

El último encuentro liguero celebrado frente al CD Badajoz contó con una cara nueva. Mohammed Djetei sumó sus primeros minutos como cordobesista junto a Chus Herrero y Xavi Molina mientras que Fernández -titular indiscutible- y Álvaro ocuparon los carriles. El camerunés cometió un penalti nada más empezar que Gorka Santamaría se encargó de transformar para el 0-1. Herrero, en la segunda mitad, tuvo que pedir el cambio al sufrir unos calambres y Ángel Moreno salió en su puesto. Por ello, esta semana habrá que analizar la evolución física del veterano jugador y comprobar si, como Martín expuso ante los periodistas, Fidel retorna al trabajo grupal con posibilidades de estar disponible en Sevilla. Lo único claro es que el baile en defensa puede continuar una vez más.

Etiquetas
stats