Un año de bronce: el filial del Córdoba, preparado

Javi Galán, uno de los pilares del B, en un partido con el primer equipo | LARREA
Los de Luis Carrión viajarán a la cancha del San Fernando en la apertura de su temporada de regreso a Segunda División B | El que objetivo será mantenerse y seguir promocionando talentos

Ya está en marcha la cuenta atrás para el inicio de liga en Segunda B. El filial blanquiverde, que ha quedado encuadrado en el Grupo IV, apura los últimos entrenamientos previos al regreso a la categoría de bronce en la que se estrenará en la cancha del también recién ascendido San Fernando CD. Leto y David Moreno serán bajas esta jornada por problemas físicos, mientras que Vera tampoco se vestirá de corto al estar citado con el primer equipo.

Después de una pretemporada complicada -en la que en la mayoría de los encuentros no han podido contar con sus principales efectivos- los de Carrión han cosechado tres derrotas (Sevilla Atlético, Melilla y Lora), dos victorias (Vélez y Pozoblanco) y dos empates (Betis B y Villanovense) en siete encuentros en los que se alteraron rivales de mayor categoría (Sevilla Atlético) con otros de menor entidad (Lora). De hecho, este último fue el más preocupante al ser un equipo que milita en División de Honor, es decir, dos categorías por debajo del Córdoba B.

Aún así, los cordobesistas han logrado invertir las sensaciones en el último tramo, recuperando a jugadores importantes que se encontraban en Holanda con el primer equipo y cogiendo ritmo para afrontar un competición en la que la rivalidad estará al máximo nivel.

El equipo

Pese a que los principales efectivos continuarán en la plantilla, muchas caras nuevas han llegado para defender la elástica blanquiverde tras el ascenso a Segunda División B. Son los casos de Valera, Pablo Vázquez, Mena, Vito, Óscar y David Moreno. Además, Javi Soler y Raúl Garrido llegan procedentes del equipo juvenil. Respecto a las bajas, se confirmaron de manera oficial los descartes de Sillero, Pedro Santos, Antonio Lucena, Manu Romero, José María Onieva y Sergio García.

El resto del plantel lo conforma el mismo equipo que brilló con luz propia el pasado año: Pedro Luis, Fran Serrano, Roser, Leto, Jordi Ortega, Esteve, David Moreno, Domínguez, Javi Galán, José Antonio González, Sebas Moyano, Vera, Moha Traoré y Alberto Quiles.

Los rivales

El filial cordobesista competirá en el cuarto grupo de Segunda B junto a otros diez conjuntos andaluces (Recreativo, Linares, Mancha Real, San Fernando, Ejido, Granada B, Linense, Marbella, Sanluqueño y Jaén), cuatro murcianos (Real Murcia, Cartagena, Jumilla y La Hoya-Lorca), tres extremeños (Extremadura, Mérida y Villanovense), y un castellano-manchego (La Roda).

Entre los principales rivales que se encontrará durante la temporada destacan el decano Recreativo, el filial granadino, el Marbella o el Jaén -ambos se midieron al equipo de Oltra durante la pretemporada-, así como el Villanovense, que ya logró sacarles un empate en la fase de preparación. Por otro lado, el nivel general del grupo ha bajado con respecto al curso anterior tras los respectivos ascensos a Liga 1, 2, 3 del Sevilla Atlético, UCAM Murcia y Cádiz.

Atención a...

Sin duda, la compenetración del grupo volverá a ser clave del éxito o del fracaso del Córdoba B. Sin embargo, habrá mucho talento individual para disfrutar tanto en Miralbaida como en El Arcángel. Destacan los casos de Marc Vito, que este año alternará su labor en la categoría de bronce con el puesto de tercer portero a las órdenes de Oltra, y Pablo Vázquez, que tal y como ha confirmado el técnico valenciano será un fijo en las convocatorias del primer equipo recogiendo el testigo que el año pasado tuvo Jonathan Bijimine.

Además, otros de los jugadores a tener en cuenta son los conocidos Javi Galán, Vera o Moha Traoré. Ellos serán los que tengan que coger el timón de la plantilla dirigida por Carrión, pero es casi seguro que podremos verles en numerosas ocasiones disputando minutos en la segunda categoría del fútbol nacional.

El objetivo

Será complicado cosechar triunfos tan claros como los de la campaña anterior, aunque las aspiraciones de este grupo son altas. Hay un nivel muy parejo en la composición del grupo, por lo que el filial debe aspirar a conseguir la permanencia de forma holgada y rápida, y seguir creciendo para demostrar que merecen un sitio en la élite del fútbol español. La promoción de jóvenes talentos que puedan aportar al primer equipo sigue siendo, obviamente, el punto primordial en el ideario del filial blanquiverde.

Etiquetas
stats