“La actitud tiene que ser la misma que ante el Madrid”

Djukic, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. | MADERO CUBERO
Djukic señala que no va a "permitir que nadie pueda bajar el nivel" ante el Celta y que hay que "trabajar como cabrones" | El duelo con los blancos "ya está en el baúl de los recuerdos"

Lo que sucediera días atrás no es más que asunto pasado. Si el equipo brindó un gran encuentro a su afición ante el Real Madrid, de poco importa de cara al futuro próximo. Y en ese sentido todo pasa por vencer al Celta el sábado (22:00, Energy). Por tanto, no existe en el Córdoba otro pensamiento que superar a un rival que se encuentra en un mal momento y al que puede igualar en la tabla. Todo visto desde la óptima de un Miroslav Djukic que este viernes volvió a demostrar que tiene las ideas claras y que las sabe expresar de manera diáfana. "Contra el Madrid hicimos un partido extraordinario, pero ya está en el baúl de los recuerdos. Es muy bonito, precioso y nuestros nietos hablarán de esto, pero no sirve de nada. Tenemos que, como yo digo, trabajar como cabrones", indicó el técnico. El serbio es así. Su carácter no le permite creer en algo que no sea el trabajo y la progresión, que quiere mantenga el conjunto blanquiverde en Balaídos. "No se puede bajar la intensidad. Allí tenemos que ver un equipo que lucha y pelea. Tú puedes perder, ganar o empatar, pero la actitud tiene que ser la misma, con el equipo juntito y trabajando todo el mundo. Nuestro camino son nuestras señas de identidad", expuso.

Al respecto, añadió otra de sus habituales expresiones: "Quiero que nuestro aficionado venga como al cine, que dice ‘me espera esto’". "El guión del Córdoba es éste, un equipo rocoso, duro, que cierra bien, que se junta bien y que luego intenta jugar y tocar bien. En el aspecto ofensivo iremos mejorando, pero nuestra baza y nuestros cimientos son el trabajo defensivo, el bloque y que todo el mundo tiene que actuar para el equipo", explicó. Por tanto, advierte el preparador califal que "no se puede bajar la intensidad" ante el Celta, ya que "el trabajo es innegociable". En esa línea, continuó al apuntar que el equipo quiere "mantener la unión con la gente (afición) y seguir creciendo". "No voy a permitir que nadie pueda bajar el nivel. Tenemos que ser un equipo, un bloque. En el vestuario hay muchísima gente inteligente y no va a permitir que ocurra lo contrario", agregó. También destacó el balcánico que tras el duelo en Barcelona, el cuadro blanquiverde "ha reaccionado muy bien, se ha concienciado de cuál es el camino y sus puntos fuertes y se ha sacado provecho de ellos". Es decir, confía plenamente en la capacidad de sus futbolistas para seguir en la senda iniciada.

En cuanto a lo que significa el choque con el Celta, Djukic declaró que se trata de "un partido importante", tanto para los vigueses como para los suyos. "Para nosotros es importantísimo. Queremos seguir con la buena actitud del equipo y con las buenas sensaciones. Sabemos que va a ser difícil, porque nos enfrentamos a un rival que tiene menos puntos del fútbol que desarrolla, porque juega un fútbol muy bueno y vistoso, pero en las últimas fechas no lo ha conseguido transformar en puntos", dijo para concluir con su habitual declaración de intenciones: "Vamos con la intención de competir, de intentar hacer las cosas bien y ganar". Cuestionado sobre la dificultad que supone trabajar en un campo tan dañado como el de la Ciudad Deportiva -el club denunció este viernes un sabotaje en el césped-, el serbio bromeó al afirmar que "está como el pelo de Fede (Cartabia)", que cambió de look. "Es lo que hay, ahí no podemos hacer nada. Está fuera de mis posibilidades. El club va a intentar hacer todo lo posible, pero sabemos que nos época de vegetación y va a ser difícil arreglar esto", aseguró.

Etiquetas
Publicado el
30 de enero de 2015 - 16:15 h
stats