Tom Hanks, el vecino que todos querríamos tener

.

https://www. youtube. com/watch?v=WNy_lydA3D0

'Un amigo extraordinario'

Fuenseca

Martes 15. 21.30

En España, el nombre de Fred Rogers no nos dice nada pero Rogers era para la televisión americana lo que Hanks es para el cine mundial. Alguien querido, admirado, respetado y al que jamás imaginaríamos en un papel de villano. Estrenada este verano en España y transformando la esencia de su título, el real es A Beautiful Day in the Neighborhood (un preciosos día en el barrio), la película biopic sobre el héroe de la televisión americana llega esta noche en función única al cine Fuenseca.

Tom Hanks interpreta a Mister Rogers en esta historia sobre la bondad triunfando por encima del cinismo, basada en la historia real de la amistad entre Fred Rogers y el periodista de Esquire Tom Junod. Después de que a un hastiado escritor (el ganador de un Emmy Matthew Rhys) se le asigne escribir un perfil de Fred Rogers, este supera su escepticismo aprendiendo acerca de la bondad, el amor y el perdón gracias al vecino más querido de América.

Nominado 6 veces a los Oscars, ganador de dos, Hanks  se encontraba este año nominado por primera vez a un papel secundario por este biopic de Fred Rogers. Se lo quitó Brad Pitt por Erase una vez en Hollywood, y Hanks, encantado. La película, de Marielle Heller, gira sobre el presentador del longevo programa infantil Mister Rogers Neighborhood (1968-2001) que también fue un ministro presbiteriano y el principal rostro de la defensa del carácter público y educativo de la televisión, quien hizo una famosa ponencia en el congreso, en 1969, a favor de la televisión pública.

Al contrario que en Europa, en Estados Unidos a la televisión pública no se la ve con buenos ojos y desde sus inicios se ha puesto en duda su presupuesto y su labor. Para un país que todavía no cuenta con un sistema sanitario público universal, a nadie le resultará raro que tengan problemas con la televisión pública.

Rogers se presentó también en el Subcomité del Senado de Estados Unidos sobre las Comunicaciones para protestar contra la reducción del presupuesto televisivo. Habló, en solo seis minutos, de la necesidad educacional de la televisión para crear una sociedad más feliz y equilibrada. Sus palabras fueron directas, emotivas e incluso recitó una de sus canciones, tal y como hacía en su programa. El resultado fue un aumento de 9 a 22 millones de dólares de presupuesto. Rogers había salvado la televisión pública americana por unos cuantos años.

En cada uno de sus programas Fred Rogers comenzaba cambiándose. Se quitaba su abrigo y sus zapatos y se ponía una chaqueta de punto y unas deportivas. Lo hacía todo cantando el tema inicial Won’t You Be My Neighbour (¿Quieres ser mi vecino?). Rogers habló del divorcio, de las guerras e incluso de la muerte. En el siguiente enlace se conserva el programa que le dedicó al asesinato de John F. Kennedy y que enfrentó, a través de las noticias, a muchos niños y niñas con un asunto tan delicado.

https://youtu.be/pQv0ZtpRdNk

Etiquetas
stats