Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

El Ayuntamiento licita las obras del Salón de los Mosaicos y de la Torre del Homenaje del Alcázar

Alcázar de Córdoba

Alejandra Luque

0

El Ayuntamiento de Córdoba acaba de licitar las obras de restauración de la cubierta del Salón de los Mosaicos del Alcázar de los Reyes Cristianos y el remate de la Torre del Homenaje del mismo espacio; un proyecto que recibió en mayo el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de la Delegación de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía.

El presupuesto del proyecto es de 425.428,33 euros y se estima que las obras duren unos seis meses desde la firma del contrato con la empresa adjudicataria. El objetivo de la intervención es doble. Por un lado, se pretende la recuperación de la impermeabilidad de la cubierta del Salón de los Mosaicos, que no es sino la iglesia que se construyó en el siglo XVIII cuando el Alcázar estuvo dedicado a cárcel de la Inquisición. La rotura y el desplazamiento de numerosas tejas está provocando el deterioro acelerado de los elementos lígneos de la estructura, lo que ha derivado en la entrada de agua directa en el espacio bajo la cubierta y el consiguiente riesgo para la conservación de la bóveda que cubre la nave.

Por otra parte, la intervención persigue la consolidación estructural del cuerpo de remate de la Torre del Homenaje, que debió construirse entre 1567 y 1668. Actualmente, existen fisuras en diversos puntos de la cúpula que cubre este antiguo campanario y en los paramentos de mampostería con verdugadas de algunas de sus fachadas. Estas patologías son derivadas de las deformaciones que provocan el peso de la propia cúpula y de la cubierta sobre ésta. Además, son las que obligaron a cerrar la Torre a la visita turística.

El Alcázar de los Reyes Cristianos, protagonista de numerosas obras de mantenimiento

El Alcázar de los Reyes Cristianos fue cedido al Ayuntamiento de Córdoba en 1955. A partir de esa fecha se realizaron las primeras actuaciones de restauración, bajo la dirección del arquitecto municipal Víctor Escribano Ucelay. Estas actuaciones se centraron en la investigación arqueológica en el Patio Morisco, donde fue documentada la planta primitiva del patio de crucero de época almohade.

De mayor trascendencia fueron las intervenciones realizadas por Ucelay entre 1963 y 1968 en el Patio de Mujeres tras recibir el encargo de convertirlo en un edificio para congresos. En este patio se documentaron una gran densidad de estructuras superpuestas de gran interés arqueológico y la intervención fue paralizada por la Comisión Provincial de Monumentos.

En 1974, A. Marcos y Ana M.ª Vicent llevaron a cabo una nueva excavación con motivo de un nuevo proyecto arquitectónico que pretendía retomar la idea anterior, quedando inconclusa la intervención arqueológica y el proyecto arquitectónico abandonado. En 1981, el arquitecto Carlos Luca de Tena restauró la Torre de la Paloma que había sido demolida en 1856, llevando aparejada una nueva investigación arqueológica bajo la dirección de Juan Francisco Rodríguez Neila enfocada a documentar la cimentación en dicho sector.

En 1990, Francisco Godoy y Alejandro Ibáñez llevaron a cabo una nueva excavación como paso previo a la restauración de los lienzos que delimitaban el edificio. En 1993 Alberto Montejo y José Antonio Garriguet excavaron en el Alcázar como intervención de apoyo al proyecto de Jerónimo Sanz, Juan Serrano y Clement Lara de 1991, trabajo que les permitió extraer novedades conclusiones, aportando mucha información al devenir histórico de este sector de la ciudad.

En 2001 se intervino en la Torre de los Leones y, por último, entre 2002 y 2004 se desarrolló una nueva actuación de conservación y restauración en el Patio de Mujeres, al tiempo que Alberto León pudo completar la excavación arqueológica en el Patio de Mujeres. Esta investigación permitió recomponer una secuencia de ocupación, documentando la notable evolución de las edificaciones en este ámbito.

Esta nueva interpretación determinó una apuesta decidida por la conservación y puesta en valor del edificio. Como consecuencia, desde la Gerencia de Urbanismo se redactó el Plan Especial Alcázar-Caballerizas en 2009 para recuperar esta importante parte de la ciudad que fue centro de poder político y religioso durante siglos, recogiendo actuaciones valoradas en 54 millones de euros y entre las que se encontraba la restauración del edificio presupuestada en 18 millones de euros. A pesar de que el Plan no fue aprobado definitivamente, se han ido desarrollando actuaciones que siguen la secuencia marcada en el documento.

En primer lugar, se ha formalizado un nuevo acceso al conjunto monumental a través de la Puerta Barroca existente en la fachada meridional. En 2018 se llevó a cabo el Proyecto de conservación y restauración de la Torre de la Inquisición, situada en la esquina suroccidental del edificio. Y, actualmente se ultima, la intervención de restauración de la fachada meridional y occidental, en la que se insertan tanto la Puerta Barroca como la Torre de la Inquisición.

Para estas nuevas obras, las empresas tienen hasta el 13 de septiembre para presentar ofertas.

Etiquetas
stats