Pacorrosa subasta su obra para cubrir los costes de una prestigiosa beca artística en Nueva York

El artista cordobés Pacorrosa, escogiendo obras para subastar | TONI BLANCO

El Bar Musa acoge este jueves a las 21:00 una subasta artística que tiene un doble fin: por un lado acercar el arte a bolsillos más ligeros; y por otro lado ayudar a que el artista cordobés Pacorrosa pueda sufragar su viaje y su estancia en Nueva York con motivo de la beca que ha recibido como artista emergente por parte de la Mana Contemporary.

Se trata de una residencia artística que rara vez se otorga a creadores de fuera de EE.UU., y que Pacorrosa entiende como una enorme oportunidad para desarrollar un proyecto propio ligado a una entidad de prestigio internacional. Según ha detallado a este periódico, la Mana Contemporary es una organización sin ánimo de lucro que se encarga de guardar en condiciones óptimas de seguridad a coleccionistas e instituciones obras de arte, y que revierte los beneficios en el arte emergente norteamericano con un programa de becas, al que el artista cordobés ha accedido tras una estancia anterior en EE.UU.

Residente en Londres desde hace una década, este creador cordobés recibió el ok de la Mana Contemporary hace algo menos de un año. La beca, que comprende los meses de abril, mayo y junio, comprende un estudio para realizar allí la producción artística, y 1.000 dólares para materiales. Eso hace que la mayoría de los beficiarios que la reciben acudan a otro tipo de financiación para poder soportar el alto coste de la vida en una ciudad como Nueva York.

Ese es el caso también de Pacorrosa, que acudió en primera instancia a la Fundación Rafael Botí para ver si existía interés en vincularse con la Mana Contemporary a través de la obra que él iba a crear en Nueva York. Los primeros contactos con el anterior gerente, Juan Antonio Bernier, fueron muy positivos. No obstante, tras el cese de Bernier y ante la falta de relevo en la gerencia de la fundación -que sigue desierta-, el artista ha tenido que recurrir a otra vía para cubrir el coste de desplazamiento y de alquiler de una habitación en EE.UU.

En un principio, lo que estaba sobre la mesa era poner en marcha una campaña de micromecenazgo, pero finalmente, tras contactar con Eva, la propietaria del Bar Musa, ésta le comentó la posibilidad de hacer una subasta de arte asequible con la que ir allanando el camino hasta Nueva York. Así es como nace Vente Vente a Mana Contemporary con Pacorrosa, concebida como “una subasta benéfica donde desde 20 euros puedes adquirir obras originales del artista” y así convertirte en un micromecenas de su experiencia creativa en la Gran Manzana“. La puja -que Bar Musa quiere repetir con otros artistas de la ciudad-, tiene una reglas marcadas, como fijar un precio máximo en 300 euros y ofrecer la posibilidad de pagar la obra a plazos.

De igual modo, el próximo domingo 8 de marzo, hará una segunda subasta con sus obras en otro bar de la localidad, el Cuatro Gatos (plaza de las Cañas), en el que se mantienen las mismas reglas para adquirir su obra.

Mientras tanto, Pacorrosa reconoce que va a seguir contactando con las instituciones cordobesas para explorar la posibilidad de montar una exposición en la ciudad con el trabajo que realice en Nueva York, ya que la Mana Contemporary se ha mostrado muy interesada en tejer lazos con Córdoba. En este sentido, Pacorrosa, que reconoce la dificultad de gestionar reuniones desde Londres -donde reside-, cree que lugares como el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A) pueden ser perfectos para establecer una conexión con esta fundación neoyorquina en el futuro.

Etiquetas
stats