Nuevos hallazgos en la Cueva del Ángel triplican su antigüedad hasta los 350.000 años

Interior de la Cueva del Ángel.

Los últimos hallazgos en la Cueva del Ángel de Lucena han dado un vuelco en la cronología de este yacimiento y han determinado que alcanza los 350.000 años de antigüedad. Hasta ahora, solo se habían podido certificar restos de hace 120.000 años, por lo que con estos nuevos hallazgos se ha podido triplicar su datación de antigüedad.

Los resultados de las últimas campañas de excavaciones realizadas han certificado dicha antigüedad para unos dientes de caballo hallados en la cueva, según lo han dado a conocer desde la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana junto al ayuntamiento de la localidad.

El hallazgo forma parte de un trabajo de investigación desarrollado por arqueólogos e investigadores del Museo Nacional de Historia Natural de París, la Universidad de Quebec y Montreal, la Universidad de Burdeos, el Laboratorio de Investigación Arqueológica de la Universidad de Oxford y la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana. El estudio se recogerá próximamente en un artículo para la revista Quaternary Geochronology.

La Cueva del Ángel, yacimiento arqueológico situado en la Sierra de Aras, ha revelado un rango superior a los 350.000 años de antigüedad en el espacio conocido como el hogar dentro de la cueva. Los investigadores han concluido esta antigüedad después de analizar un conjunto de dientes de caballo localizados en esa zona, donde tuvieron lugar las primeras excavaciones en el yacimiento.

Ese análisis también ha revelado que este espacio fue ocupado por homínidos ininterrumpidamente durante 100.000 años, un periodo excepcional. La última ocupación humana de la cueva data de hace 180.000 años.

El Ayuntamiento de Lucena y la fundación vinculada a la Cueva del Ángel pretenden realizar la última fase de los trabajos de inventariado del conjunto de restos arqueológicos hallados en la campaña de trabajos que se prevé para este próximo verano. Después, deberán remitirse a la Junta de Andalucía.

Para el verano de 2019 se espera poder realizar una nueva campaña de excavaciones en busca de nuevos materiales arqueológicos, según la planificación existente sobre el trabajo que se va a desarrollar en el yacimiento.

La Cueva del Ángel es un yacimiento del paleolítico inferior, de época achelense. La importante industria lítica musteriense que alberga está asociada con los fósiles del homínido depredador Homo Neanderthalensis. Hasta ahora, se había extraído del yacimiento material neolítico, cerámicas lisas e incisas y piedra pulida, entre otros hallazgos.

El enclave del yacimiento cuenta con dos caminos de acceso. El interior conduce a una pequeña explanada mirador, resultado de la construcción en su día de un túnel de acceso a la cueva-sima propiamente dicha, mientras que el camino superior conduce al yacimiento-campo de trabajo.

Etiquetas
stats