Las músicas andalusí y sefardí se unen en la Casa de Sefarad

.
El violinista Amin Chaachoo y el grupo Ushkudara protagonizan este ciclo de conciertos

La Casa de Sefarad se convierte esta semana en un núcleo de la música andalusí y hebrea en Córdoba. El museo y centro cultural acogerá mañana un concierto de música andalusí. Asimismo, el jueves, el viernes y el sábado, el grupo de música sefardí Ushkudara ofrecerá tres conciertos, que se celebran en el patio de Casa de Sefarad a las 19.00 horas. Los espectáculos tendrán una duración aproximada de una hora (su precio es de 12 euros por persona, el primero, y 10 euros los conciertos de música sefardí).

El concierto de música andalusí correrá a cargo de Amin Chaachoo, natural de Tetuán, que es una de las figuras más activas en la recuperación del legado musical de Al Andalus. Chaachoo es miembro fundador de la Asociación Al-Haiek para la investigación y difusión del patrimonio musical arábigo-andalusí. En la actualidad, Amin Chaachoo es el primer violinista de la Orquesta Andalusí de Tetuán. Su repertorio goza de un intenso contenido poético, el mismo que se encontraba en la música medieval de la Andalucía islámica y que era cultivada por músicos tanto árabes como judíos.

Por otra parte, los conciertos de música sefardí los protagonizará el joven grupo cordobés Ushkudara,, formado por los vocalistas Alejandro Téllez y Patricia Téllez, el instrumentista (arpa, guitarra, percusión y coros) David Sánchez, y Rafael Viúdez (cuerda y viento). Ushkudara propone un viaje musical por el Mediterráneo siguiendo el camino de los judíos españoles expulsados en 1492.

El repertorio cuenta con romances españoles, mantenidos durante siglos por la tradición judeoespañola, y con canciones de Marruecos, Grecia, Turquía, Irán y los Balcanes. Ushkudara es el nombre de uno de los barrios de Estambul, en la parte asiática de la ciudad, donde, según la leyenda, llegaron muchos de los judíos españoles tras su expulsión.

Etiquetas
stats