El mejor flamenco local celebra el aniversario de los Patios como Patrimonio de la Humanidad

Imagen de archivo de un espectáculo flamenco por el 5º aniversario de los Patios como Patrimonio de la Humanidad | TONI BLANCO

Un día festivo, soleado y con el casco histórico de la ciudad lleno de visitantes. Un patio de butacas dispuesto para la ocasión, lleno, frente a un escenario en la Puerta del Puente. Un espectáculo con lo mejor del flamenco local y una ocasión única como motivo de celebración: el quinto aniversario de la declaración por la Unesco, el 6 de diciembre de 2012, de los Patios de Córdoba como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Varios centenares de personas han presenciado, desde las sillas instaladas por el Ayuntamiento o desde cualquier punto aledaño escogido como acomodo, el espectáculo Un lustro bailando al son de los Patios, donde la música y el baile han protagonizado este evento en homenaje a los tradicionales recintos de las casas cordobesas.

Encima del escenario, tres premiados en la categoría de Baile en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba: los artistas cordobeses Antonio Alcázar, Victoria Palacios y Rafael del Pino Keko y, junto a ellos, el flautista Sergio de Lope, Premio Filón de La Unión, una suma de artistas que han protagonizado el espectáculo que ha encandilado al público asistente.

Se han unido, así, los cuatro elementos que Córdoba atesora como Patrimonio de la Humanidad: el flamenco, como parte de su cultura, el casco histórico, donde se ha celebrado el espectáculo, la Mezquita-Catedral, junto a la que se ha congregado el público asistente y, como no, los Patios, anfitriones y homenajeados en este día.

Al toque y acompañando a los artistas principales, también se han subido al escenario tres guitarristas que tienen en su haber un premio del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba: Juanma Muñoz El Tomate, Alberto Lucena y Francisco Prieto El Currito.

Música y baile para una celebración a la que estaban llamados cordobeses y turistas, que no han faltado a la cita, como un guiño especial y agradecimiento infinito a los cuidadores de los patios, almas y artífices de que esta fiesta tradicional perdure en la historia de Córdoba y sea reconocida en todo el mundo.

Etiquetas
stats