Málaga 'visita' a Ginés Liébana

Liébana, Aguilar y Baena, en Málaga.
Rosa Aguilar inaugura en Málaga la exposición 'Negociado de una carestía' que reúne 35 obras inéditas del artista, miembro del grupo Cántico

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, ha inaugurado este lunes en Málaga la exposición Negociado de una carestía, del poeta y pintor Ginés Liébana que, junto a Pablo García Baena, presente en el acto de hoy, son los únicos miembros vivos del grupo poético Cántico, iniciado en Córdoba en los años cuarenta La muestra, que reúne 35 obras inéditas del artista, estará abierta al público hasta el 18 de diciembre en la sede del Centro Andaluz de las Letras (CAL). Durante el acto, Aguilar ha destacado que el nombre del artista “está ligado al de la historia de la creación andaluza y española de ayer, de ahora y de siempre” y que junto al resto de integrantes del grupo Cántico creó “una estética y una filosofía de la que se han alimentado varias generaciones de poetas y artistas andaluces y españoles”.

De su trayectoria artística, Aguilar ha señalado que “contribuyó a proyectar una imagen nueva, de modernidad, en la cultura andaluza”, destacando también que aún hoy sigue sirviendo de “inspiración para tantos y tantos jóvenes artistas andaluces”. La consejera ha tenido también unas palabras para el poeta Pablo García Baena, Director Emérito del CAL, “referente cultural en Córdoba y padre artístico de una generación de jóvenes poetas” y al que le ha agradecido también “todo lo que habéis dado y seguís dándole a Córdoba y a toda Andalucía”.

El trabajo poético y pictórico de Ginés Liébana abarca diferentes corrientes estéticas. La lira manantiálica, el mueble obrero y el bolso de piel de padre arrastran al lector y al espectador hacia un festín de metáforas, un mundo de atrevimiento, descaro y respeto por la tradición. Mordaz e irreverente, Liébana ofrece en esta exposición Negociado de una carestía su última producción inédita, 35 obras entre acuarelas y técnicas mixtas, mezcla de lienzo y collage, poesía, absurdo y belleza. Este artista se caracteriza por reinventarse de nuevo cada día, riéndose de la muerte, la seriedad y el arte.

Ginés Liébana nace en Torredonjimeno (Jaén) en 1921. Su familia se traslada a Córdoba, donde pasa su infancia y cursa sus estudios. En los años 40 empieza a colaborar con figuras como Pablo García Baena, Juan Bernier o Ricardo Molina, fundando la revista cordobesa del grupo poético Cántico. Trabaja también en Madrid como ilustrador para las revistas La estafeta literaria y Fantasía y el semanario El Español. Tras viajar por Sudamérica y Europa visitando las colecciones y museos más importantes y entrando en contacto con las principales tendencias artísticas internacionales, en los años sesenta decide fijar su residencia en Madrid, donde crea obras realistas muy influidas por la literatura, especialmente por los poetas de su generación.

Según el propio Liébana, “soy pintor y tengo la suerte de haberme formado en Córdoba y en la campiña cordobesa. Esto es fundamental para un pintor porque ahí se mezcla lo popular con lo elitista y lo barroco. Yo recomiendo a muchos artistas que aprendan en Brasil y Andalucía. Toda la literatura y el arte de América del Sur y América Central viene de lo que se ha creado en España. Hay tradición. Porque donde no hay tradición no hay nada”, asegura el artista.

El Centro Andaluz de las Letras y el Ayuntamiento de Villa del Río ponen en marcha esta exposición y sus actividades complementarias con la finalidad de celebrar el momento creativo y vital de los dos miembros fundadores de Cántico, Liébana y García Baena, con sus recientes trabajos en el ámbito de la pintura y la poesía.

Actividades complementarias a la exposición

En torno a la exposición, mañana 1 de diciembre tendrá lugar un encuentro con Ginés Liébana, cuyo objetivo es ofrecer a los futuros artistas malagueños y al público en general un contacto directo con el propio pintor y una oportunidad para descubrir más a fondo su producción poética y pictórica. La actividad será a las 12 horas en el Centro Andaluz de las Letras.

También mañana, Pablo García Baena presentará su nueva antología Mientras cantan los pájaros publicada por la editorial Cátedra, que reúne una extensa muestra de la obra poética del poeta cordobés. Vista desde hoy, la obra total de García Baena resalta por su coherencia y fidelidad a unos principios estéticos. Poeta de ascendencia platónica, concibe la poesía como rapto, como fuego que consume y se adueña del espíritu, como un don, como un espontáneo desborde del sentimiento. La inspiración, colmada por la intensidad de las emociones, se exterioriza mediante el lenguaje de la pasión. Como los románticos ingleses, García Baena encuentra la inspiración inicial en la realidad visible. Las impresiones sensoriales espolean el poder de la imaginación, que proyecta su luz mágica sobre las cosas resignificándolas. El poema se percibe como una escala tendida a la introspección, un interrogatorio con su íntima biografía; y señala que, vivida y luego escrita, la emoción debe estar palpitante en la obra para que el lector, al revivirla, enriquezca su mundo.

Etiquetas
stats