'Lonely man': El nuevo proyecto de Gerardo Olivares

Gerardo Olivares posa en la redacción de Cordópolis

El realizador cordobés Gerardo Olivares regresa al género de la docu-ficción con Lonely man (El hombre solitario) y vuelve a viajar a la Patagonia argentina, concretamente a la provincia de Río Negro, para contar la historia de Cándido Sandoval, un gaucho de 70 años que vive solo en una cabaña aislada del mundo, según avanza la revista Variety.

Este género ya fue visitado por Olivares en dos exitosos proyectos anteriores, La Gran Final y el multipremiado largometraje 14 kilómetros. Ambos títulos permitieron al director introducir elementos de ficción que ayudaron a que las historias avanzaran dentro de un entorno y unos personajes reales.

"La idea es rodar el verano que viene para arrancar con el invierno austral", ha adelantado Olivares a Cordópolis, quien asimismo ha confesado que Lonely man le ha obligado a guardar "por ahora" el proyecto que barajaba de llevar a la gran pantalla la historia del niño lama de La Alpujarra granadina que saltó a los medios del mundo a finales de los años 80.

Olivares fue nombrado el pasado año responsable de documentales de Mediacrest. Esta productora española, en pleno crecimiento, une sus fuerzas en este proyecto a la productora de siempre del director, Wanda Vision, una de las principales distribuidoras-productoras de cine de autor del país.

Sobre El hombre solitario, el director asegura que es "un proyecto muy personal" que surgió después de sus viajes por la Patagonia y de conocer a Don Pardo, "que representa a esos personajes solitarios que viven lejos en el fin del mundo. Sin ellos, la Patagonia no se entendería nunca".

La nueva historia de Olivares sitúa al vecino más cercano de Cándido, su protagonista, a 45 minutos a caballo. Dos hombres que viven enfrentados por viejas disputas de tierras, pero ambos permitirán que surja una solidaridad insospechada cuando el cruel invierno de la Patagonia encuentre a uno de ellos al borde de la muerte.

El proyecto se sitúa entre la ficción y el documental para crear "una historia sencilla, directa y emocionante" en la línea de grandes clásicos del cine que se han movido en estos dos mundos. "Gerardo es un experto en el manejo y cruce de estos dos géneros cinematográficos", argumenta la responsable de producción de ficción de Mediacrest, Winnie Baert, a la revista norteamericana.

Prolífico director de documentales, Gerardo Olivares comenzó en 1991 a viajar por todo el mundo, filmando docu-series para RTVE. Durante 15 años recorrió más de 100 países rodando documentales que fueron adquiridos por las principales cadenas de televisión internacionales. 

En 2005 decidió dar el salto a la ficción con La gran final, un filme que pasó por la Berlinale y que llegó a las pantallas de multitud de países. El drama sobre la inmigración africana 14 kilómetros ganó la Espiga de Oro en la Seminci de Valladolid en 2007, entre otros reconocimientos internacionales.

La taquillera Entrelobos (2010), la protagonizada por Jean Reno Hermanos del viento (2015) y El faro de las orcas (2016), con Maribel Verdú y Joaquín Furriel, forman parte de su trilogía cinematográfica sobre la infancia y la naturaleza.

La película de 2019 4 latas, de nuevo con Reno, y el documental de 2018 Dos Cataluñas, ambos en colaboración con Netflix, son las producciones más recientes de Olivares antes de incorporarse a Mediacrest a principios de 2020, una de las empresas de mayor crecimiento en el panorama audiovisual español en los últimos años.

Dedicada a la producción y distribución de ficción televisiva, documentales y contenidos de entretenimiento con una perspectiva global, uno de los proyectos más esperados de ficción d ela productora es la adaptación para televisión de la novela de Carmen Laforet Nada, de la mano de Elvira Lindo.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2021 - 06:05 h
stats