Lin Cortés lanza 'Minotauros', una canción compuesta durante el confinamiento

Lin Cortés en Río Mundi | TONI BLANCO

El músico y cantante Lin Cortés ha aprovechado bien el confinamiento para mantener viva la llama de la creatividad. A su manera, como siempre, el artista ha grabado un concierto íntimo para la plataforma internacional Culture Folk, impulsada durante la cuarentena y concebida como una especie de Netflix para amantes de la música en directo.

En su caso, ha participado en la serie de vídeos titulada Un día en la vida de un artista, y lo ha hecho con un concierto acústico de unos 20 minutos grabado en su casa de Córdoba durante la última semana. La emisión se produjo este miércoles y el directo está disponible en la plataforma -junto cientos de actuaciones en vivo de artistas de todo el mundo- previo pago de 1,99 dólares para acceder a los contenidos durante un día -o de 7,99 si se quiere tener acceso mensual-.

Detrás de Culture Folk está Raynald Colom, trompetista franco español de prestigio internacional, con el que Cortés colaboró en su último disco, Indomable. El trompetista explicaba hace unos días que esta plataforma nacía con la idea de reinventar el concepto de actuación en vivo para "permitir que el arte (y los artistas) sobrevivan durante estos tiempos locos".

Cortés, que ha visto como el coronavirus le impedía presentar en directo su último trabajo, Gitanerías, y como se le cancelaba una importante gira nacional e internacional, se ha posicionado del lado de los artistas que no son partidarios de ofrecer directos y conciertos gratuitos en las redes sociales. "Youtube y el resto de plataformas pagan muy poco. Es que tienes que tener no sé cuántos millones para que te llegue algo de dinero. Entonces tío, esto para los músicos está bien. Porque te estás viendo un concierto por lo que te cuesta una caña", señala el artista en conversación con este periódico.

'Minotauros': "Amanece, y el mundo ha cambiado de repente"

El cantante reconoce que el parón musical le ha pillado en un momento muy bueno a nivel profesional, con su primer trabajado publicado con una multinacional y con su cancionero tradicional y nuevo creciendo entre el público. Ante el parón, el artista ha optado por componer nuevas canciones. La próxima, que acaba de ver la luz, se titula Minotauro, ha sido escrita y grabada durante el estado de alarma, en colaboración con el artista Josep M. Rodríguez.

Este último tema, grabado a distancia con el bajista Josue Ronkio y el guitarrista Jesús Gómez, dibuja en sus versos los pensamientos de los artistas ante eso que el Gobierno llama "la nueva normalidad": un mundo que "ha cambiado de repente", en el que las calles están algo más solitarias y en el que el tiempo pasa algo más lento. Y en el que, como canta Cortés con su particular registro flamenco, "la música consuela del miedo y de la soledad".

No es el único tema que ha compuesto últimamente que se puede leer en clave profética, pues hace unos días rendía tributo a Manuel Molina con un vídeo de la canción La belleza de la muerte, que cierra su último EP, y que recoge unos versos del poeta libanés Yibrán Jalil Yibrán.

Unas palabras que parecen escritas como un presagio de la situación que vive el planeta. "Yo cuando la grabé me quedé echo polvo. Lo grabé en vivo con la guitarra y me dejó echo polvo", explica Cortés, que espera que, mientras se reactiva todo, plataformas como Culture Folk sirvan para ayudar a los artistas en estos momentos en los que no pueden ganarse la vida en las salas de conciertos.

https://www.facebook.com/LinCortesOfficial/videos/555120621785326/
Etiquetas
stats