Gloria Ariza: “Me cuesta más componer en castellano que en inglés”

Gloria Ariza

Cita a John Mayer como principal influencia, y avisa de que la sedosidad folk que aporta la escucha de su EP Ingravidez se romperá en el escenario. La cantante y compositora Gloria Ariza actúa este jueves por la noche en Sala Hangar, adonde llega con una banda eléctrica formada por 5 músicos con la que presenta al público su EP.

Se trata, según explica, de un miniálbum que fotografía un momento, sólo que ese momento es inestable, y el resultado son 6 canciones que coquetean con el soul, el rock sureño y el folk desnudo de tradición norteamericana. Con este EP, Ariza espera abrir puertas, y lo hace superando la etiqueta de canción de autor, categoría en la que resultó ganadora en el certamen de Dinamo Music de 2016.

PREGUNTA: Antes del concierto, me gustaría que me contaras qué es esto de Ingravidez.

RESPUESTA: Es un EP con 5 temas y un bonus track que se ha grabado durante los meses de junio y julio, y que, a título genérico va un poco sobre ese momento en que tienes que tomar una decisión y te sientes como en un espacio inestable, hasta que ves el camino y rediriges todo.

P: Y musicalmente, en qué se traduce ese discurso.

R: Es un disco que musicalmente tiene mucha influencia de la música americana, a pesar de que las letras sean en castellano. Y se pueden encontrar pinceladas de folk, southern rock y soul, y todo ello mezclado con la canción de autor en el sentido más guitarrero. Es un disco que he compuesto yo, aunque en Hangar lo presentamos con banda y estará vestido por los músicos de Ariza.

P: Sí que se nota la influencia folkie en el disco. ¿Es algo habitual en tu carrera o supone un punto y aparte?

R: La influencia americana la tengo desde hace mucho tiempo, porque la música que me motiva es de influencia anglosajona. Aunque es verdad que, como sello característico, las letras son en castellano para acercarlo un poco más al público español.

P: ¿Y cuesta mucho componer en castellano?

R: Si te soy sincera, la verdad es que me cuesta más componer en castellano que en inglés. Porque cualquier cosa que se diga en inglés parece que va a sonar mejor. En español, cuesta trabajo que no quede ñoño y obliga a darle una vuelta de tuerca.

P: Imagino entonces que, con anterioridad también has cantado y compuesto en inglés.

R: Si, he hecho cosas en inglés, a medio camino entre ambos idiomas, pero ahora me he posicionado con el español.

P: Es un poco también lo que le ha pasado al propio indie, que en los 90 tenía muchas bandas que cantaban en inglés, y ahora el español ha encontrado su espacio.

R: Si. Yo creo que es por ser conscientes de a donde uno pertenece y también de a quién quiere llegar.

P: Esta ingravidez de la que hablas, esta inestabilidad, es inherente a los músicos, no sé si estás de acuerdo conmigo.

R: Si, totalmente. El mundo de la música es bastante complejo y hay que saber bandear la situación, pero al final es la música el motor que a uno lo mueve por dentro. Es eso lo que te lleva en definitiva.

P: ¿Este minialbum va a llevar a un LP?

R: Hombre, a mi me encantaría. A mi es que el proceso del estudio es una cosa que me apasiona, pero depende un poco de cómo vaya esto, porque ingravidez es una carta de presentación, e incluye diversos estilos que puedo hacer, para abrir puertas y ver adonde llegamos.

P: ¿Y cómo se van a traducir esos estilos en el escenario?

R: Vamos a estar 5 músicos en el escenario. Guitarra acústica, eléctrica, batería, bajo y teclado. Siempre el directo va a sonar más contundente que el disco. En definitiva, un disco es una fotografía de un momento y la música donde cobra vida es en el directo.

Etiquetas
Publicado el
25 de octubre de 2017 - 21:39 h
stats